Ante el descubrimiento de deudas simuladas en perjuicio de la economía poblana

Miguel Barbosa cumple un año a la caza de contratos leoninos de Proyectos de Prestación de Servicios

Se investiga posible connivencia entre funcionarios y empresarios

Inquirido en videoconferencia matutina sobre la posibilidad de que el Gobierno del Estado acceda a renegociar la deuda adquirida sobre Proyectos de Prestación de Servicios (PPS), el gobernador Miguel Barbosa sentenció que se dará prioridad a los litigios en curso contra los correspondientes acreedores.

“Estamos en litigio con ellos. No vamos a renegociar una deuda sin que antes se revisen las causas del deterioro patrimonial del Estado, cuya autorización por parte de personas en el Gobierno no se puede entender sino por corrupción”.

Gobernador Miguel Barbosa Huerta

Es importante recordar que los Proyectos de Prestación de Servicios son un esquema de Asociación Público Privada (APP) en los que el gobierno recurre a un contratista privado para que provea un servicio que se ofrecerá al público.

En los casos de los esquemas de los PPS contratados durante el morenovallismo, se comprometió dinero de Puebla hasta por treinta años, lo que representa una sangría constante a las arcas del estado, tal como lo ha señalado en diversas ocasiones Barbosa Huerta.

Tan sólo los tres PPS insignia de Rafael Moreno Valle, el acceso a la armadora de Audi, El Museo Internacional Barroco (MIB) y el Centro Integral de Servicios (CIS), alcanzaron un costo combinado de 6 mil millones de pesos, que se terminarán de pagar hasta el 2039.

Por ello, desde julio de 2020, el gobernador Barbosa anunció que su administración presentaría litigios contra diversas empresas asociadas al gobierno en megaobras contratadas bajo esquemas PPS, en algunas de las cuáles habían desaparecido documentos legales de los archivos del Gobierno del Estado.

Concesiones de franquicias del estado, también a litigio

Tras aclarar que se reunió recientemente con las cámaras empresariales y se encuentra en buenos términos con ellas, el gobernador también hizo referencia a los empresarios a quienes fueron concesionadas las franquicias que existen en los parques y auditorios del Gobierno del Estado.

Según dio a entender el gobernador, la operación de algunas de estas franquicias fue concesionada nada menos que a sobrinos de funcionarios de alto nivel, para que, desde la cima del privilegio, “pudieran jugar a los jóvenes empresarios”.

“Dichas franquicias las arrendaron a empresarios y hay unos angelitos de lo peor. Sobrinos de funcionarios del gobierno; hay litigios de unos sobrinitos de alguien que fue Secretario de Gobernación”.

Miguel Barbosa Huerta

Además, explicó el mandatario, el producto económico de esas franquicias estaría originalmente considerado para cubrir las necesidades de mantenimiento de los parques y auditorios, no solamente para engrosar los caudales de los empresarios allegados a los funcionarios públicos.

Cuestionado en torno al fenómeno de los comerciantes no establecidos y su impacto en la dinámica urbana de la ciudad de Puebla, el gobernador declaró:

“Los ambulantes de la ciudad son el legado del gobierno de la ciudad. El tema de los ambulantes tendrá que arreglarse con el Gobierno del Estado. Es un compromiso con el alcalde que entra. Resolver el tema de los ambulantes con justicia, con diálogo, sin abusos, sin arbitrariedades, y así poder desmantelar las mafias que ya se formaron, que se dedican, entre otros giros, al cobro de derecho de piso”.

Miguel Barbosa Huerta

Es importante destacar que en anteriores ruedas de prensa, el gobernador ha descartado llegar a alguna estrategia de trabajo con la administración saliente en torno al comercio popular, toda vez que el fenómeno, a su parecer, nunca fue prioritario para la alcaldesa.

De acuerdo a datos de la Secretaría de Gobernación, 1, 350 comerciantes no establecidos operan en la ciudad de Puebla.


Comparte 👍

Comenta 💬