Plaza de la democracia

Moreno Valle y el SNTE de Gordillo

No es un secreto que el triunfo de Rafael Moreno Valle en la gubernatura de Puebla, en 2010, se debió en gran medida al apoyo de la entonces líder sindical del magisterio, Elba Esther Gordillo

Alfonso Yáñez Delgado

Por Alfonso Yáñez

A más de dos años de las elecciones del 2010, se seguía comentando en la prensa local la relación de Gordillo con Moreno Valle, que hizo posible la llegada de éste a la gubernatura

En una columna difundida en la Web el 21 de diciembre de 2012 (Enrique Núñez “El fantasma de Elba Esther persigue a Rafael Moreno Valle”, 21 de diciembre de 2012. Intolerancia Diario), se afirmaba que “sin el apoyo de la maestra Elba Esther Gordillo en favor de Rafael Moreno Valle, durante la campaña de 2010, hubiese sido prácticamente imposible que éste fuera hoy gobernador”.

«En ese entonces, el ejército de operadores electorales auspiciados por el SNTE arribó a Puebla con la clara consigna de hacer ganar al ahijado de la Gordillo”.

A fin de apoyar a Moreno Valle  “…más de 3 mil mapaches trabajaron durante los días previos a la elección…”.

«Para fines prácticos, la sociedad del mandatario poblano con la dueña del sindicato más grande de América Latina representa la más redituable alianza que en términos políticos pudiera haber hecho Moreno Valle”.

Sin embargo, dado el descrédito de Gordillo ante la opinión pública e incluso en sectores políticos, su relación con ello se convirtió en un lastre para Moreno Valle.

Costosos regalos

Para despedir el año de 2012, Moreno Valle repartió costosos regalos a sus amigos, a políticos y a dueños de medios de comunicación.

En una fiesta navideña a la cual fueron invitados más de 300 reporteros y directores de medios, el gobernador rifó unos 50 obsequios entre ellos dos televisores cuyo costo equivaldría a más de 100 mil pesos.

También obsequió Ipads, pantallas LSD, hornos de microondas, y se ofrecieron, sin restricción, toda clase de bebidas.

Esa dispendiosa manera de allegarse apoyos políticos y mediáticos, motivó críticas en medios locales, donde se comentó que “Moreno Valle dejó atrás los discursos de austeridad y eficiencia en la aplicación de los recursos, a pesar de que este argumento fue utilizado para despedir a más de 5 mil empleados de confianza del gobierno y 125 de base, en este año” (Delia Patiño “A pesar de crisis y recortes, Moreno Valle entrega costos regalos”.  (Heraldo de Puebla, 21 de diciembre 2012).

En 2013, nuevamente la maestra acompaña al gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle, a su segundo informe de gobierno, el 15 de enero y dos semanas después tiene la profesora tiene su última aparición pública, según testimonio en el libro Doña Perfecta, de Arturo Cano y Alberto Aguirre.

Para ese tiempo el gobernador poblano había contratado los servicios de espionaje de la compañía israelita Pegasus, denunciada internacionalmente, pero no lo enteraron de las investigaciones sobre su protectora, o se calló por conveniencia.

La sombra de Elba Esther

Como se ha mencionado, Rafael Moreno Valle creció políticamente a la sombra de Elba Esther Gordillo, pero luego de su detención, en febrero de 2013, Moreno Valle puso evidencia que ante las conveniencias ceden las lealtades.

Con motivo de la captura, Rafael Moreno Valle emitió un escueto boletín en el que expresó “su compromiso con el Estado de Derecho” y su confianza en que las autoridades resolverán en apego a la ley.

Por su parte, el diputado local por el MC, José Juan Espinosa, quien participó en la campaña que llevó al triunfo electoral a Moreno Valle, reconoció que el SNTE operó políticamente para favorecer al ahora mandatario en las elecciones de 2010.

«El magisterio operó a favor de Rafael Moreno Valle en el 2010, sería absurdo negarlo”, dijo (Proceso)

La democradura y el autoritarismo de Moreno Valle

En enero de 2017, la BUAP, en coedición con la Cámara de Diputados (LXIII Legislatura), publicó el libro La democradura en tiempos de Moreno Valle, que es una revisión crítica de la gestión del exgobernador panista.

La conjunción de fuerzas políticas de ideologías diferentes, incluso opuestas, suelen representar el predominio de las conveniencias, el afán de lucro y los intereses particulares, por encima de las convicciones y los ideales; por ello, no debe sorprender que a lo largo del periodo de Moreno Valle, el PRD apoyaran sus iniciativas, por antipopulares y derechistas que fueran:  el Congreso local se sometió a los designios de RMV, “aprobando los proyectos legislativos de este al vapor, sin mediar debate alguno” (La democradura…p. 58)

Moreno Valle “gobernó a Puebla como un autócrata, aplastando todo vestigio de crítica e inconformidad social” (p. 239), además de que su mandato estuvo marcado por los abusos económicos, el despilfarro y el patrimonialismo, como exponen los autores del volumen: Eudoxio Morales Flores, economista, investigador de la BUAP; Humberto Sotelo, periodista, y el economista y analista político Norberto Amaya Aquino.

Represión

Bajo el gobierno de Moreno Valle se acosó a periodistas y medios de comunicación, con medidas que fueron desde las demandas por “daño moral” hasta los ataques cibernéticos; el gobierno morenovallista adquirió “programas y software malicioso específicamente desarrollado para el espionaje y la vigilancia ilegal de políticos, periodistas y opositores…”  (p. 109)

Se criminalizó la protesta social, con ayuda de la llamada “ley bala”, aprobada en mayo de 2014, para justificar el uso de la fuerza por parte de las policías estatales.  El 10 de julio de 2014, en Chalchihuapan, fue muerto el niño José Luis Alberto Tehuatlie, de 13 años, por un cilindro de gas lacrimógeno que la policía disparó contra manifestantes de esa población. (pp. 111-113).

El episodio anterior fue el más dramático de la política represiva de Moreno Valle, y provocó críticas tanto en México como en el extranjero, pero muchas otras personas, desde líderes sociales hasta estudiantes y profesores universitarios fueron agredidos, encarcelados o amenazados.

Se reprimieron, entre otros, los movimientos sociales que protestaban contra obras impopulares promovidas por Moreno Valle, como el llamado Proyecto Integral Morelos, para instalar un acueducto y gasoducto en la zona de riesgo del volcán Popocatépetl, o el proyecto de construir un parque turístico, “al estilo de Disneylandia”, junto a la pirámide de Cholula. (pp. 145-149)

Entre los dirigentes sociales que fueron encarcelados bajo el mandato morenovallista se contó el “viejo izquierdista” Delfino Flores Melga, de 90 años de edad, aprehendido el 10 de octubre de 2013 y quien murió en prisión el 25 de junio de 2014 por problemas de salud (p. 132).

En febrero de 2015, fueron brutalmente golpeados estudiantes de la BUAP que exigían en el Zócalo poblano participar en los cursos para los aspirantes al ingreso de esa institución, mientras que el doctor Eudoxio Morales Flores, uno de los autores de La Democradura… “recibió varias llamadas telefónicas intimidatorias” debido a sus denuncias sobre las irregularidades económicas del gobierno de Moreno Valle. (p. 127) 

A los datos anteriores, que se comentan en La Democradura…, hay que añadir que, fiel a la ideología conservadora del PAN, Moreno Valle se manifestó radicalmente opuesto al aborto, pero presentó una iniciativa para sustituir la pena de prisión en ese caso, por una multa y un tratamiento médico bajo la premisa de que la mujer que aborta es una “enferma mental”.

Feministas y organizaciones no gubernamentales criticaron la iniciativa de Moreno Valle porque no resuelve los cientos de muertes de mujeres que se provocan abortos en la clandestinidad y en condiciones insalubres y es un retroceso para los derechos de la mujer, pues las coloca en calidad de “enfermas mentales” y no les da derecho sobre las decisiones que toman sobre su propio cuerpo. (Proceso)

Por otra parte, con motivo del asesinato del niño de 13 años por la represión de Moreno Valle, el periodista Álvaro Delgado comentó en la revista Proceso:  “Nada ni nadie evitará que el gobernador panista Rafael Moreno Valle lleve en el rostro, para siempre, el sello indeleble de homicida… La perpetua reputación criminal del gobernador de Puebla tiene un agravante: La víctima es un niño de 13 años de edad”.

«Y el abuso de poder está acreditado: El homicidio se cometió durante una manifestación legítima, en respuesta a una ley lesiva para los ciudadanos más pobres y ante la autoridad arrogante y sorda”.

Luego de los hechos, “Moreno Valle se regodeó ante periodistas de haber aplicado la criminal Ley Bala: “Ustedes han visto cómo la ley que se aprobó en Puebla se aplica”.

«Moreno Valle quiso mantener el caso sólo en Puebla, donde controla todo, y se aferró a imponer la tesis de que los culpables de la violencia fueron sólo los manifestantes, armados con “piedras de grueso calibre”, a quienes imputó inclusive la muerte cerebral del niño José Luis Alberto Tehuatlie Tamayo”.

«Contra todas las evidencias –que la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) no podrá ocultar, salvo que se someta al poder–, el gobernador afirmó que el cráneo del niño fue destrozado por los cohetones de los manifestantes y no las balas de goma y gases lacrimógenos lanzados por la policía de Facundo Rosas, el aún lugarteniente de Genaro García Luna”. (Proceso)

En septiembre de 2020, el gobernador Barbosa anunció que solicitaría a la CNDH reabrir el caso Chalchihuapan ”para que se inicie una correcta investigación”.

Significativamente, el mandatario puntualizó que su propuesta no es para juzgar a un muerto (Moreno Valle), sino para que se investigue y se haga justicia”.


Comparte 👍

Comenta 💬