Busca en El Ciudadano

Murió triste el poeta, sacerdote y revolucionario Ernesto Cardenal

En una ocasión el personaje expresó: “La BUAP se ha caracterizado por otorgar decisivo y amplio apoyo a las luchas de los pueblos del mundo por su independencia y su libertad, y en especial a los pueblos de América Latina”

Murió triste el poeta, sacerdote y revolucionario Ernesto Cardenal

Autor: Alfonso Yáñez Delgado
14/02/2023

El próximo primero de marzo se cumplirán tres años del fallecimiento del ilustre nicaragüense que recibió doce premios y distinciones de reconocidas instituciones internacionales. Su compromiso con las causas justas le concitó desafección de parte del papa Juan Pablo II, quien en marzo de 1983 visitó Nicaragua y recriminó al poeta por ser parte del gobierno sandinista y posteriormente suspendió a divinis (suspensión de oficios religiosos con motivo de graves profanaciones) del ejercicio a los sacerdotes Ernesto Cardenal, Fernando Cardenal, Miguel Descoto, y Edgar Parrales; 30 años después el papa Francisco levantó el castigo.

Ernesto Cardenal.

Cardenal visitó varias veces la Benemérita Universidad, el 24 de septiembre de 1981, acompañando al comandante sandinista Tomás Borge Martínez, quien recibió el doctorado honoris causa de manos del rector Luis Rivera Terrazas, quien al entregar la presea expresó:

“La BUAP se ha caracterizado por otorgar decisivo y amplio apoyo a las luchas de los pueblos del mundo por su independencia y su libertad, y en especial a los pueblos de América Latina”

En largo discurso titulado: “Estructurar la teoría para la práctica de la liberación humana, es la misión fundamental de la Universidad”, Tomás, hizo reiteradas menciones a la honestidad y congruencia política y moral.

Tomás Borge Martínez.

Por su parte, Ernesto Cardenal, ministro de cultura de Nicaragua, dijo: “yo he visto a esta Universidad vibrando de solidaridad en los días más duros de nuestra lucha. Yo he contado con ustedes y los obreros de Puebla que aportaron un día de salario a la revolución de Nicaragua e hicieron propia esa lucha. Y es que esa solidaridad que nos ofrecen hoy día la tuvo Nicaragua, en tiempos de Sandino, un comité Solidario encabezado por Diego Rivera y David Alfaro Siqueiros…”.

A la presencia de Tomás Borge y Ernesto Cardenal se sumaron en distintos tiempos la presencia en la BUAP de personajes que ofrecían conferencias sobre Rubén Darío, la producción agrícola, etcétera.

Algunos enviaban mensajes, como lo hizo Daniel Ortega informando sobre su nombramiento, en 1979, como coordinador del Consejo de Gobierno, “cargo que ha puesto todo su empeño para servirle a los humildes, a los explotados y a todo el pueblo de Nicaragua”.

Retomando el título de la columna, la tristeza del poeta y sacerdote Ernesto Cardenal, según opinión de amigos cercanos, tuvo sustento en la conducta de varios miembros del Frente Sandinista. A pocos meses del triunfo de la revolución sandinista (1979) se observó en parte de los militantes, la apropiación de las propiedades de los somocistas que tuvieron que huir de Nicaragua. Esta conducta fue conocida como la piñata.

Según Wikipedia, con la piñata después del triunfo electoral de Violeta Chamorro del 25 abril de 1990, se transfirieron bienes inmuebles y muebles a la organización sandinista y fueron a parar al dominio de Daniel Ortega, su hermano Humberto, y Tomás Borge, entre otros. La Hacienda nicaragüense pagó poco más de mil 300 millones de indemnización a los afectados, según el Procurador de la República, Hernán Estrada.

Pero los robos al patrimonio público y privado fue el inicio de la inmoralidad. En el caso de la familia de Daniel Ortega el informativo Infobae, publicó el 26 de marzo de 2022, “que cobran 65 mil dólares mensuales en salarios oficiales y maneja 22 empresas de un conglomerado multimillonario”.

“El conglomerado empresarial de la familia presidencial es manejado por 18 ejecutivos y cinco abogados, parientes o cercanos a la familia”

Desde luego los nicaragüenses que hacen crítica a los abusos de Ortega, son encarcelados u obligados al exilio. Junto a los abusos financieros, las violaciones a los derechos humanos es la constante.

En el caso de Tomás Borge, no solo se enriqueció con la piñata sandinista, hizo negocios fuera de Nicaragua. En México, su cercana amistad con Carlos Salinas de Gortari le permitió publicar 100 mil libros de Salinas, dilema de la modernidad y otros títulos, también en Puebla tuvo negocios. Murió en Nicaragua en 2012.

Fotos: Especial

Recuerda suscribirte a nuestro boletín

📲 https://t.me/ciudadanomx
📰 elciudadano.com


Comenta

Síguenos y suscríbete a nuestras publicaciones

Relacionados