Una acción “más contundente y permanente”

Organizaciones claman a AMLO intervenir en Michoacán ante violencia

El 17 de septiembre, un “colectivo” de más de 100 organizaciones le pidió al presidente y al gobernador su “acción conjunta e inmediata” para frenar la violencia

Por Rodrigo Vera

Ciudad de México. La violencia en Michoacán detonada por los cárteles de la droga ya empezó a provocar un fuerte reclamo social, proveniente de organizaciones empresariales, sociales, académicas, religiosas, sindicales y de profesionistas; las cuales le están pidiendo al presidente Andrés Manuel López Obrador, así como al gobernador del estado, Silvano Aureoles Conejo, una acción “más contundente y permanente” para lograr la pacificación en la entidad.

Sin embargo, lejos de disminuir, la violencia se está extendiendo cada vez más, pues ya pasó de Aguililla –que continúa en poder del crimen organizado– a otros municipios de la Tierra Caliente michoacana, principalmente a:

  • Tepalcatepec, Coalcomán y Buenavista, los cuales son ahora el foco de atención por la grave crisis humanitaria que están viviendo.

El pasado 17 de septiembre, un día después de los festejos patrios, un “colectivo” de más de 100 organizaciones le exigió al presidente y al gobernador su “acción conjunta e inmediata” para frenar la violencia en Michoacán.

“Lo primero es restablecer el orden, la seguridad y el Estado de derecho a favor de las personas y sus bienes, por ello respaldamos y a la vez exigimos su acción conjunta e inmediata”

Organizaciones en misiva abierta a López Obrador y a Aureoles Conejo

Exigen acción de las fuerzas militares

Las más de 100 organizaciones señalaron que la fuerza militar exhibida ostentosamente durante el desfile del pasado 16 de septiembre –con aviones, helicópteros, vehículos blindados y más de 15 mil uniformados que marcharon durante el festejo— debe verse reflejada en el combate al narcotráfico en Michoacán.

“Así como fuimos testigos del despliegue en el desfile militar conmemorando nuestro día de la independencia nacional, así quisiéramos se extendiera dicho desfile para que, con esa fuerza del Estado mexicano, restablezcan el orden en nuestro estado, de manera urgente en ese territorio, antes de que las consecuencias sean mayores”,

Misiva abierta

Agrega:

“Respaldamos ampliamente la decisión que tomen las autoridades de los tres órdenes de gobierno y los tres poderes, en materia de seguridad y justicia, para que actúen de manera coordinada en la contención de la violencia en el estado de Michoacán, pero particularmente y de manera prioritaria y urgente en los municipios de Aguililla, Buenavista, Coalcomán y Tepalcatepec, siempre y cuando se respeten y privilegien los derechos humanos de la población”

Misiva abierta
El desplazamiento forzado ha afectado el estilo de vida logrado, por años, por parte de las familias en Michoacán.

Por lo pronto, las organizaciones firmantes indican que comienzan a colaborar con el envío de “despensas” para los desplazados, acciones encaminadas a la “paz y la reconciliación”, proyectos de “economía social y solidaria”, jornadas de oración, programas contra las adicciones y otras acciones en distintos ámbitos.

Firman la carta 103 organizaciones, entre ellas:

  • La Asociación de Industriales de Michoacán, el Consejo Coordinador Empresarial del estado, Coparmex Michoacán, la Asociación de Hoteles y Moteles del Estado de Michoacán, Causa en Común, Asociación Nacional Cívica Femenina, varias universidades públicas y privadas.
  • También las diócesis de la entidad, México SOS, Barra Michoacana-Colegio de Abogados, Papeleros Unidos de Michoacán, Juventud por la Paz, Sindicato Empresarial Michoacano y varias Mesas Ciudadanas de Seguridad.

¡Arrepiéntanse!

Por su lado, las cinco diócesis que integran la Provincia Eclesiástica de Morelia dieron a conocer la semana pasada un comunicado conjunto en el que, igualmente, piden a las autoridades “reforzar” sus esfuerzos para darle “seguridad” a la población de Tierra Caliente.

De entrada, el comunicado señala que aunque “las violencias se manifiestan en todas las diócesis” de Michoacán, es en Tierra Caliente –especialmente en las “poblaciones de Aguililla, Coalcomán y ahora Tepalcatepec”– donde más se sufren “la dominación y las disputas territoriales de grupos armados”.

Agrega el documento:

“A las nuevas autoridades municipales les pedimos que estén cerca de sus ciudadanos como constructores de fraternidad; a las nuevas autoridades estatales, a que en cuanto tomen posesión diseñen estrategias de seguridad humana que realmente tengan efectos positivos en el corto y en el mediano plazo; a las autoridades federales les exhortamos a reforzar tanto sus esfuerzos por el tejido social como por la seguridad”.

Propone Iglesia cinco acciones

Del mismo modo, la Iglesia exhorta al “gobierno”, a “todos los michoacanos” y a los “organismos de la sociedad civil comprometidos con la construcción de la paz” a realizar cinco acciones urgentes:

En primer lugar, a “distender el conflicto” a través del dialogo; a construir “corredores de paz” que permitan el “libre tránsito” de las personas; a apoyar con “víveres” a las comunidades desplazadas por la violencia; a facilitar la “salida de gente” que está atrapada en las zonas de “conflicto”; y finalmente, a “impulsar una estrategia de generación de condiciones mínimas de seguridad para activar las economías locales”.

Y a los sicarios del Cartel Jalisco Nueva Generación (CJNG) y de los Carteles Unidos, las dos bandas rivales que se disputan el territorio, la Iglesia les dice:

“¡Arrepiéntanse y cambien de vida! Nosotros acompañaremos ese camino” (recalca), “nunca serán justificables la muerte ni los ataques a inocentes”

Firman el documento:

  • Carlos Garfias, arzobispo de Morelia; Cristóbal Ascencio García, obispo de Apatzingán; Gerardo Díaz, obispo de Tacámbaro; Javier Navarro, obispo de Zamora; y Armando Antonio Ortiz, obispo de Lázaro Cárdenas.

El sacerdote Gilberto Vergara García, párroco de Aguililla, y uno de los principales mediadores en el conflicto en ese municipio, comenta a Proceso:

“Estos comunicados de los obispos y de distintos sectores sociales reflejan el hartazgo de la sociedad civil ante la violencia en la región. Son una presión para que el gobierno federal y el estatal trabajen conjuntamente para resolver el conflicto”

Por agencia APRO/El Ciudadano/FOTOS: JUAN JOSÉ ESTRADA SERAFÍN /CUARTOSCURO.COM

Recuerda suscribirte a nuestro boletín

📲 bit.ly/2T7KNTl
📰 elciudadano.com


Comparte 👍

Comenta 💬