Se envió un documento al jefe del distrito de salud

Pueblos indígenas de México rechazan las vacunas para covid-19

Los planes del Gobierno de Andrés Manuel López Obrador para vacunar a los casi 130 millones de mexicanos contra el coronavirus han encontrado un primer freno en algunas comunidades indígenas
Publicado en

México / Pueblos

0 0


En los Altos del estado mexicano de Chiapas, en el municipio tzeltal de Cancuc, las autoridades y los más de 24.000 pobladores acordaron no aceptar la aplicación de la vacuna como lo había dispuesto el Gobierno Federal.

«Los Comités de salud, juntamente con sus agentes municipales de cada paraje, llegaron a un acuerdo; llevaron la información y explicaron a sus gentes, pero quedaron en el acuerdo de que no se permitirá la vacunación», informó el alcalde, José López López, citado por La Jornada.

Se envió un documento al jefe del distrito de salud, Octavio Coutiño, en el que se explica que solo dos habitantes del municipio de Cancuc aceptaron voluntariamente ser vacunados.

La asamblea en la que se tomó la decisión se llevó a cabo el pasado 28 de febrero en presencia de los agentes auxiliares municipales de las 45 comunidades y miembros del cabildo. En esta se habló con los pobladores sobre la campaña de vacunación, sus beneficios y los posibles efectos adversos que podría causar su aplicación .

En este sentido, López López manifestó que el acuerdo fue tomado de «manera mayoritaria y por su derecho de que en Cancuc, no se llevará a cabo la campaña de vacunación contra COVID-19, en la etapa de aplicación para los adultos mayores y en ninguna otra«.

El llamado de las comunidades indígenas

La falta de hospitales, la carencia de ambulancias y medicamentos para hacer frente a la pandemia han ocasionado que los habitantes de las comunidades indígenas, ubicadas sobre todo en los estados de Chiapas, Oaxaca y Guerrero, opten por remedios caseros para protegerse contra el COVID-19.En este sentido, líderes de los pueblos indígenas denuncian que durante la pandemia la atención de las autoridades no ha sido la suficiente y temen que sus poblaciones no sean elegidas para la aplicación de la vacuna.

«Estamos muy preocupados. Si bien es cierto que son pocos los contagios precisamente por la lejanía y por la poca circulación qué hay en la zona, sí ha llegado la enfermedad a nuestras comunidades, sobre todo los que están cerca de las ciudades en donde hay mayor número de contagios», señaló Candelaria Lázaro Lázaro, gobernadora nacional de las comunidades indígenas, en entrevista con El Financiero.

Ante estas carencias, Candelaria Lázaro comentó que los pobladores de las comunidades más alejadas han recurrido a la medicina tradicional para curarse los malestares ocasionados por el nuevo coronavirus e incluso han optado por cultivar plantas y hierbas en sus casas.

Si bien, el uso de la medicina tradicional es más común en provincia, en la Ciudad de México también se han aplicado este tipo de métodos. En los mercados populares y en los tianguis ambulantes, los hierberos ofrecen bolsas con una mezcla de ingredientes naturales que asocian con el fármaco Interferón.

En el caso de las poblaciones indígenas, Lázaro denuncia que «la falta de información ha provocado que los habitantes de estas comunidades hayan optado por ya no llevarlos a los hospitales; dicen, ‘me lo van a matar’ y se quedan con sus enfermos en casa».

Las razones que han colocado a la intemperie a las comunidades indígenas son variadas, pero sobre todo se debe a la falta de recursos de primera necesidad como agua y medicamentos, la distancia que tienen en relación con los centros de las ciudades y la falta de comunicación con el personal médico.Los estados más afectados por esta situación son Chiapas, Guerrero y Oaxaca, en donde algunos de los pobladores han perdido la esperanza de que la vacuna contra el SARS-CoV-2 llegue a sus comunidades para inmunizar a sus adultos mayores y personas pertenecientes a grupos vulnerables.Por esta razón, Lázaro hizo un llamado a las autoridades federales, a nombre de los pueblos indígenas, para que se acerquen a estas comunidades para trabajar de manera unida y ayudar a hacer frente a la pandemia.

«Nosotros queremos ver consolidado el discurso del Presidente y de la cuarta transformación, que primero los indígenas: lo queremos ver con este nuevo régimen. No queremos que nos den una beca, que nos den los recursos para sacar adelante los proyectos. Nosotros queremos ayudar al Presidente y queremos ser congruentes con él», enfatizó.

Fuente: Sputnik

Continúa leyendo…Los que están en contra de la reforma son los mismos que desmantelaron las refinerías de México: Armenta

Compártelo

Comentarios