Se deben definir 16 clavadistas, ocho hombres y ocho mujeres

Tokyo 2020, la selección de clavados mexicana se hunde en la incertidumbre

El presidente de la Federación Mexicana de Natación no ha convocado al selectivo nacional, dejando sin definir a las y los atletas
Publicado en

Deportes / México

0 0


Clavadistas mexicano

Por Beatriz Pereyra

A menos de dos meses del inicio de Tokio 2020, el deporte que más medallas olímpicas le ha dado a México se encuentra en el limbo debido a que el presidente de la Federación Mexicana de Natación (FMN), Kiril Todorov, no ha convocado al selectivo de clavados, desconcertando a deportistas y entrenadores porque no saben quiénes representarán al país.

Los clavadistas mexicanos hicieron historia al conseguir plazas olímpicas en las ocho pruebas que existen en esta disciplina, por lo cual la selección viajará con equipo completo para tratar de superar las 14 preseas ganadas desde Londres 1948.

Sin embargo, entrenadores y deportistas han encontrado a un enemigo en su presidente de la federación: Kiril Todorov no le da la cara a nadie, no responde llamadas telefónicas ni mensajes, y aunque de manera informal se sabía que el selectivo se realizaría del 27 al 30 de mayo pasados, la realidad es que el federativo no publicó la convocatoria en su página oficial en internet y, por lo tanto, no se realizó.

La importancia de realizar un selectivo para ponerle nombre y apellido a las plazas que se ganaron en 2019 y en 2021 radica en que de manera justa y ordenada los clavadistas demuestren quiénes están mejor preparados para competir.

No basta con haber obtenido el boleto olímpico para México, los ganadores de dichas plazas deben enfrentarse a todos aquellos rivales que sean elegibles para participar en el selectivo nacional. Una vez que los ganadores le hayan puesto su nombre a esa plaza pueden concentrarse en entrenar de una manera más precisa para llegar en su pico máximo de rendimiento a la justa olímpica.

Así, la incertidumbre de no saber cuándo será el selectivo ha afectado la preparación de los clavadistas y los ha mermado emocional y psicológicamente porque no saben si Todorov, de manera unilateral, ya decidió no realizarlo y si, entonces, asignará por “dedazo” algunos o todos los lugares.

El 22 de mayo último, Todorov entregó a la Jefatura de Misión de la delegación mexicana que participará en Tokio 2020 la convocatoria para el Control Técnico de Clavados de Primera Fuerza, que se realizará del 5 al 8 de junio en las instalaciones del Centro Nacional de Desarrollo de Talentos Deportivos y Alto Rendimiento (Cnar).

Mientras clavadistas y entrenadores se tronaban los dedos porque seguían en la incertidumbre, Todorov ya había decido que el control técnico se realizaría en la primera semana de junio. Pero el federativo no había publicado la convocatoria, hasta el cierre de esta edición.

Peor: la propia convocatoria indica que el día de cierre de inscripciones sería el viernes 28 de mayo. Ese día a las 18 horas era la fecha y hora límite para que los participantes se concentraran en las instalaciones del Cnar; de no hacerlo no podrán participar.

Proceso pudo obtener una copia de este documento que, de manera arbitraria, convoca a los clavadistas a participar en el control técnico, pero sólo en cinco de las ocho pruebas donde se ganaron las plazas: plataforma de 10 metros individual, hombres y mujeres; trampolín de tres metros individual, hombres y mujeres, y en trampolín de tres metros sincronizados de mujeres.

Esto significa que, sin selectivo de por medio, las plazas para las pruebas de trampolín de tres metros sincronizados hombres, plataforma de 10 metros sincronizados hombres y plataforma de 10 metros sincronizados mujeres serán asignadas y ya quedaron fuera varios de los aspirantes a estar en Tokio 2020.

“(Estas pruebas) serán sometidas a análisis por parte de la Comisión Técnica de la FMN, junto con la Conade y la Jefatura de Misión para la designación de los deportistas que conformarán la selección que representará a México en la justa olímpica”, dice el documento.

Así, la lógica indica que esas plazas serán asignadas a Yahel Castillo y Juan Celaya, Iván García y Randal Willars y a Alejandra Orozco y Gabriela Agúndez.

La decisión de que sólo el sincronizado en el que compite Paola Espinosa con Melany Hernández esté agendado para el selectivo tiene la clara intención de perjudicar a la clavadista que, incluso, como candidata a diputada plurinominal por el Partido Verde convocó a una conferencia de prensa el 26 de mayo para denunciar el acoso del cual está siendo objeto por parte de Todorov y de la directora de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade), Ana Guevara.

Unas horas después, sin explicaciones de por medio, Espinosa canceló la cita.

Competencia interna

De acuerdo con los criterios diseñados por Todorov —y que fueron avalados por el subdirector de Calidad para el Deporte de la Conade, Óscar Juánz, y el jefe de Misión de los Juegos Olímpicos, Mario García de la Torre—, se realizará “un análisis técnico minucioso del desempeño observado por los clavadistas, así como de los aspectos de perspectiva de resultado, trayectoria y disciplina para conseguir los resultados más relevantes para México”.

A los Juegos Olímpicos sólo puede asistir una selección nacional integrada por ocho clavadistas hombres y ocho mujeres.

Los clavadistas que ganaron las plazas olímpicas para México son: Yahel Castillo y Juan Celaya en trampolín de tres metros sincronizados. La obtuvieron en la Copa de Mundo de Gwangju 2019. En esa misma prueba y competencia, pero en la rama femenil, la ganaron Paola Espinosa y Melany Hernández.

En ese mismo año y competencia, Rommel Pacheco obtuvo el boleto olímpico en trampolín de tres metros individual. Después, en la Copa del Mundo Tokio 2021 Rodrigo Diego ganó una segunda plaza para México.

En la prueba de trampolín de tres metros femenil Dolores Hernández ganó plaza durante los Juegos Panamericanos de Lima 2019. Dos años más tarde, Aranza Vázquez obtuvo otro boleto en la Copa del Mundo Tokio 2021.

En la plataforma de 10 metros sincronizados Iván García y Randal Willars consiguieron el pasaporte olímpico en la Copa del Mundo Tokio 2021. En la rama femenil Alejandra Orozco y Gabriela Agúndez cosecharon el lugar para México.

En la plataforma de 10 metros individua varonil, Kevin Berlín ganó la plaza en los Juegos Panamericanos de Lima 2019, y en la rama femenil Alejandra Orozco hizo lo propio.

Finalmente, en la plataforma de 10 metros individual varonil Randal Willars obtuvo el pase olímpico en la Copa del Mundo Tokio 2021, donde Gabriela Agúndez lo consiguió en mujeres.

En el caso de las pruebas femeniles de trampolín de tres metros, además de Paola Espinosa, Melany Hernández, Dolores Hernández y Aranza Vázquez, aspiran a pelear por un lugar —individual o sincronizados— las siguientes clavadistas: Carolina Mendoza, Arantxa Chávez, Paola Pineda y Laura Sánchez, medallista olímpica en Londres 2012.

El Ciudadano / Agencia APRO


¿Disfrutaste este artículo? Déjanos una propina y ayúdanos a financiar este medio

Compártelo

Comentarios