Bastaron dos horas de claxonazos

Transportistas de Tehuacán señalan detención de unidad por “venganza política” y protestan

Por supuestamente no apoyar al candidato de Fuerza por México en las elecciones, transportistas de Tehuacán estarían sufriendo abusos

Una combi del transporte público de Tehuacán

FOTO: Twitter @Milenio_Puebla

Alrededor de un centenar de taxis y unidades del transporte público de Tehuacán fueron estacionadas frente a la Secretaría de Seguridad Pública de esa demarcación en protesta por la detención de un taxi.

La protesta se dio, de acuerdo con transportistas, porque al no apoyar en las pasadas elecciones al candidato de Fuerza por México a la alcaldía de Tehuacán, Andrés Artemio Caballero, supuestamente habría “venganza política” hacía ellos.

Artemio Caballero fue nombrado presidente municipal suplente de Tehuacán por el Congreso de Puebla y buscó la reelección de la mano de Fuerza por México, pero perdió ante el candidato de Morena y el PT, Pedro Tepole.

Según el reporte de El Sol de Puebla, el pasado viernes a un chofer de taxi le quitaron su unidad bajo el argumento de que tenía reporte de robo. Los transportistas aceptaron que este taxi tuvo “problemas por un tema de robo de placas”, pero que el dueño presentó ante la Secretaría de Seguridad Pública de Tehuacán toda la documentación que lo acreditaba como el propietario.

Sin embargo, expresaron, en la dependencia le dijeron que fuera por su auto hasta el sábado. Ya en sábado, cuando fue por su unidad, le dijeron que no se la podían dar porque no estaba el director y que la unidad quedaría a disposición de la Fiscalía General del Estado (FGE).

Para la mañana de este lunes, el propietario de nueva cuenta fue a reclamar su auto, pero le dijeron que ahora el caso estaba en manos del Ministerio Público. En ese momento estalló la manifestación.

Tras la respuesta de las autoridades, a las inmediaciones de la secretaría arribaron casi un centenar de taxis y unidades del transporte público para exigir que se entregara el taxi retenido. Al final, la unidad en custodia fue entregada a su propietario.

Sin embargo, los transportistas amagaron presentar quejas contra el juez calificador que mantuvo el taxi retenido, así como contra el secretario de Seguridad Municipal, Lázaro Márquez Osorio, señalando “venganza política” del alcalde en funciones.

Con información de El Sol de Puebla


Síguenos y suscríbete a nuestras publicaciones

Comparte ✌️

Comenta 💬