Voces que cuentan: Materialidad de la voz en la narrativa y la poesía latinoamericanas

Un Congreso internacional sin viaje

Son los tiempos de la pandemia que, sin duda, nos han cambiado la forma de relacionarnos y de interactuar con otras personas.

Flor Coca Santillana

En mi carrera académica, era impensable participar en un Congreso internacional, aun como oyente, si no tomabas un avión que te trasladara a otro país o continente. En este caso a Suiza, lugar en el que se llevó a cabo un Congreso internacional, que ahora en los tiempos pandémicos y gracias al desarrollo tecnológico, no requirió viajar en avión y tuvimos como escenario la pantalla de una computadora para vernos a lo lejos. No lo había vivido y fue muy agradable descubrir nuevas formas de compartir experiencias, de trabajar, de platicar y de descubrir que podemos sonreír, que después de un año de no hacerlo, gracias al cubrebocas, podemos usar un labial para vernos mejor, ya que la sana distancia era de miles de kilómetros. Y poder sentir la calidez de los demás, y oír sus voces, que fueron las protagonistas del Congreso. Sí, la voz humana, investigada desde diferentes puntos de vista y diferentes formas de escucharla. De ahí el título de este. Voces que cuentan: Materialidad de la voz en la narrativa y la poesía latinoamericanas.

Fue para mi una sorpresa oír hablar de “El hablador”, una novela de Mario Vargas Llosa, ya que lo he leído a lo largo de años y nunca supe de su existencia de este relato. Es la selva peruana, en ella, como en otras selvas de América, quienes viven ahí, solo tienen su voz. Esa voz que les permite contar historias, tarea que diariamente realizan los machiguengas, cuyo oficio de contadores de cuentos los lleva a cada comunidad en la que son esperados para saber que pasa en el mundo, un mundo que no conocen y que quieren conocer. Así las historias de los machiguengas mantienen unidas a las comunidades que, en su pobreza, esperan el aliento de los contadores de cuentos. Es la Dra. Valeria Wagner, de la Universidad de Genéve, quien habla sobre la novela referida en su conferencia magistral: Fetichismo de la letra, nostalgia de la voz.

Félix Blume, es un ingeniero de sonido e investigador de sonoridades. Gracias a su conocimiento y creatividad, nos presentó: “Los gritos de México”. Somos los mexicanos un pueblo de gritones. En el estadio de futbol no podemos aguantar las ganas de corear el gol a todo pulmón, en la lucha libre, los gritos acompañan a los luchadores desde el pasillo hasta la victoria o la derrota, según le vayas a los técnicos o a los rudos. Las calles de la ciudad de México son las calles de los vendedores, las calles del pregón. Blume, presentó en exposición hace algún tiempo lo que yo llamo cajas mágicas. Estas cajas, cerradas en la exposición, guardaban al abrirlas toda clase de gritos mexicanos a cuál más significativos. La calle de Moneda de la ciudad de México, llena de vendedores que ofrecen a gritos sus mercancías, fueron captados por el micrófono oculto de Félix Blume, para encapsularlos y quedarse con sus gritos guardados en las cajas de madera.

Wilson Alves es escritor, traductor y crítico literario. Desde muy joven, nos cuenta que comenzó a leer a Horacio Quiroga, a quien considera un escritor clave de las letras latinoamericanas y lo atrapó. Uno de sus libros, es precisamente la biografía de Quiroga. El nos regaló también la lectura de varios poemas de Alfonsina Storni, una de las más conmovedoras poetas de América Latina. Alves ha traducido parte de su obra y ha escrito “Em busca das raíces de Alfonsina Storni”.

Este congreso se llevó a cabo para homenajear al Profesor Dr. Emérito Martin Lienhard, por su trayectoria académica y de investigación en la Universidad de Suiza y quien participó en el Congreso con: Voz, cuerpo, espacio, tiempo: la perfomance oral. San Benito en Gibraltar (Zulia,Venezuela).

El profesor de literatura hispanoamericana de la Universidad de Zurich, es autor del libro: La voz y su huella. “Esta investigación tiene la intención de demostrar la existencia de una narrativa latinomericana, que tiene como trasfondo un sustrato social y filosófico sustentado en la pregunta ¿existe una literatura que hable de lo íntimo y nos permita establecer el sentido de lo propio del sentir latinoamericano? Dice el especialista Luis Enrique Fierro Vidal, acerca de la obra del profesor Lienhard.

Los Doctores, Adriana López- Labourdette y Eduardo Jorge de Oliveira, fueron los organizadores del Congreso que tuvo tres días de duración y que se desarrolló sin ningún contratiempo. Ellos dieron la despedida a todos los participantes y agradecieron emotivamente la participación de sus colegas en el evento, invitando a todos a hacer un esfuerzo por continuar con este tipo de reuniones que muestran todo el trabajo de investigación que se desarrolla en distintas universidades del mundo. Lo importante es mantenernos en comunicación y no dejar que los tiempos difíciles que estamos viviendo, nos aparten de poder compartir la experiencia académica y de investigación. Además, no tendremos que viajar en avión.

Compártelo

Comentarios