Posición del nuevo Presidente

Victoria de Amlo en México: Proyección de relaciones con Latinoamérica

Aunque desde su campaña y hasta ahora no ha emitido comentarios directos sobre su posición, ha sido enfático en el respeto a la soberanía de los pueblos

Amlo

La reciente elección, este domingo 1 de julio, de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) como nuevo presidente de los Estados Unidos Mexicanos, abre un abanico de posibilidades y proyecciones sobre las futuras relaciones que mantendrá con los países de la región latinoamericana.

Su discurso siempre estuvo caracterizado por el llamado a la reconciliación, el combate contra la corrupción, impunidad e ilegalidades, el establecimiento de una auténtica democracia, así como la lucha por la igualdad y sus esfuerzos que radicarán en el interés común.

Asimismo, ha dejado en claro que no actuará de manera arbitraria, ni habrá confiscación o expropiación de bienes, mantendrá disciplina financiera y fiscal y reconocerá los compromisos contraídos con empresas y bancos nacionales y extranjeros.

«El Estado dejará de ser un comité al servicio de una minoría (…) Escucharemos, atenderemos y respetaremos a todos, pero daremos preferencia a los más humildes y a los olvidados«, sostuvo luego de darse a conocer los resultados y remarcó que «la patria es primero«.

López Obrador, quien es un luchador social que empezó su carrera en comunidades indígenas, representa una nueva forma de hacer política en el país y prefiere concentrarse más en la política nacional que en relaciones exteriores. Estos nuevos elementos discursivos y fácticos cambiaría la posición diplomática que México tendrá en relación a Estados Unidos y el resto del continente.

Respeto a la soberanía

Aunque desde su campaña y hasta ahora no ha emitido comentarios directos sobre su posición con naciones como la República Bolivariana de Venezuela, el Estado Plurinacional de Bolivia, la República de Nicaragua, entre otros, ha sido enfático en el respeto a la soberanía de los pueblos.

Pese a que los ataques mediáticos estaban enfocados en comparar negativamente su posible mandato con el gobierno de Nicolás Maduro, se negó a condenar o emitir opiniones sobre el caso venezolano y sus declaraciones siempre fueron amigables y diplomáticas.

En diversas oportunidades aseguró que su posición política es el respeto a la Constitución, leyes y asuntos internos. Mientras que Héctor Vasconcelos, quien se rumora sería el canciller de la República, aseguró en un programa de TV que lo que suceda en el país suramericano es una “situación estrictamente interna” sobre la que no hay que emitir opiniones.

El primer Mandatario venezolano se pronunció en horas de la noche del domingo a través del Twitter, para felicitar a AMLO por la victoria e instó a que “se abran las anchas alamedas de soberanía y amistad de nuestros pueblos. Con él triunfa la verdad por encima de la mentira y se renueva la esperanza de la Patria Grande”.

Por otra parte, su posición con relación a la situación en Bolivia y Nicaragua, ha pasado por debajo de la mesa, debido a que se ha abstenido de emitir cualquier tipo de comentario, sin embargo el presidente boliviano, Evo Morales, fue uno de los primeros en exaltar su elección y aseguró que “su gobierno escribirá una nueva página en la historia de dignidad y soberanía latinoamericana”.

“Los pueblos dignos siempre luchan por tener un Estado soberano. Queremos una Latinoamérica con independencia. El triunfo del hermano López Obrador garantiza la liberación de nuestros pueblos para construir puentes de integración en vez de muros de discriminación”, remarcó mediante su red social.

En este sentido, los pronunciamientos del ahora jefe de Estado mexicano han dejado en evidencia su postura independiente, que se desprende de la característica injerencista de sus antecesores, y se inclina plenamente en mantener relaciones de respeto, hermandad y amistad con los demás países, sin recurrir a la intromisión.

Con ello, en los meses venideros luego de su juramento como Presidente, se esperan cambios en los que tendrá que demostrar su capacidad de negociación política y diplomática, bajo la línea que ha mantenido -hasta el momento- de respeto a la autodeterminación de los pueblos y la institucionalidad de los Estados.

Triunfo histórico

Más de 89 millones de mexicanos fueron llamados a votar en unos comicios considerados como históricos por la gran cantidad de puestos públicos puestos a votación, así como por el gran número de electores habilitados.

Con el 51% de los votos escrutados por el Instituto Nacional Electoral (INE), el candidato por el Partido del Trabajo (PT) y Movimiento Regeneración Nacional (Morena), Andrés Manuel López Obrador, conocido comúnmente como Amlo, resultó electo presidente de México con el 53.7% de los sufragios (15.523.083).

El conteo rápido presentado por el INE dio a conocer el triunfo del político de 64 años, de la coalición izquierdista Juntos Haremos Historia, quien se tiene previsto tomará posesión como nuevo jefe de Estado el próximo 1 de diciembre.

Además de la presidencia, se eligieron 500 diputados y 128 senadores, 9 gubernaturas, 1.612 alcaldías y otros 1.156 cargos. En total fueron puestos a votación 3.406 cargos.

https://www.elciudadano.cl/mexico/mexico-amlo-vs-anaya-perspectivas-economicas-2018-2024/07/01/

Compártelo

Comentarios