Los cuatro agentes implicados ya enfrentan consecuencias legales

Victoria Salazar y George Floyd, dos ejemplos de brutalidad policiaca

La ejecución se presenta a cuatro meses de la represión a tiros de feministas quintanarroenses
Publicado en

México / Policial

0 0


Mujer asesinada Tulum

Cuatro agentes policiales de Tulum, Quintana Roo, asesinaron la tarde del sábado a la ciudadana salvadoreña identificada como Victoria Salazar Arriaza. El hecho quedó consignado en video gracias a testigos que filmaron y difundieron las imágenes mediante sus celulares.
Los agentes, que tripulaban la patrulla 92726, interceptaron en la colonia Tumben Kaa a Victoria Salazar, en atención a denuncias de alteración del orden público, según declararon. La interacción escaló hasta el sometimiento por la fuerza de la víctima, a quien uno de los elementos policiacos apoyó la rodilla sobre su cuello y la mantuvo así hasta que Victoria dejó de presentar signos vitales.
De acuerdo al informe presentado por el Servicio Mexicano Forense (Semefo), la presión ejercida sobre el dorso posterior del cuello de la víctima provocó la fractura de la primera y segunda vértebras de la columna, lo que desencadenó el deceso.
El hecho fue acreditado por el presidente Andrés Manuel López Obrador, previo a lectura de un documento que había redactado para el Foro Generación Igualdad, que impulsa ONU Mujeres, órgano de la Organización de las Naciones Unidas y cuya presidencia ejercen entre México y Francia.
El alcalde de Tulum, Víctor Mas Tah, informó que en cuanto se enteró de lo ocurrido giró la orden de que los cuatro agentes responsables fueran presentados ante la Fiscalía de dicho estado, lo que dio lugar a la carpeta de investigación FGE/QuintanaRoo/03292021. Describió como su prioridad «que se llegue hasta las últimas consecuencias».
Sobre el particular ya se pronunció el presidente de El Salvador, Nayim Bukele, quien mediante su cuenta de Twitter exigió que se aplique todo el peso de la ley contra los cuatro policías detenidos, además de enviar su pésame a la familia de Victoria, quien dejó a dos niñas en la orfandad, a quienes el presidente salvadoreño garantizó manutención y educación según detalló el portal elsalvador.com
De acuerdo a dicho medio salvadoreño, Rosibel Arriaza, madre de la víctima, lamentó que a su hija le hubieran quebrado «El cuello y un montón de costillas», mientras que René Olivares, hermano de Victoria, expresó: «Queremos que se haga justicia. Un juicio para los que están implicados en el hecho, que les caiga todo el peso de la ley”.
El hecho ya sido referido por varios medios internacionales, desde los diarios del país de origen de la víctima hasta el periódico El País, o incluso los portales The Washington Post, The Guardian y Deutsche Welle.

Técnica de sometimiento que mató a Victoria Salazar, la misma que aniquiló a George Floyd

Algunos medios nacionales subrayaron en sus titulares la similitud que existe entre la forma como los policías de Tulum subyugaron a la víctima salvadoreña y la que se observó en la muerte del afroamericano George Floyd, hace prácticamente un año, el 25 de mayo de 2020.

Michael Baden, médico con experiencia forense contratado por la familia del afroamericano, determinó que la causa de la muerte había sido asfixia derivada de la compresión del cuello a lo largo de los más de ocho minutos que duró el sometimiento, además de un paro cardiaco acaecido durante el periodo de subyugación.

Tanto George Floyd como Victoria Salazar pertenecían a grupos vulnerables: uno por ser afroamericano en la Unión Americana; otra por ser salvadoreña en un país como México, donde la política migratoria del estado no ha dejado de recrudecerse.

Ambos fueron atacados por corporaciones policiales con antecedentes de brutalidad; en el caso de Derek Chauvin -cuyo juicio empieza hoy 29 de marzo-, asesino de George Floyd, contaba con acciones disciplinarias previas en su contra por exceso de fuerza e involucramiento en tiroteos oficiales. En el caso de las fuerzas policiales de Quintana Roo, hay que recordar que tienen aún fresco el antecedente del 9 de noviembre, cuando desintegraron mediante detonaciones de arma una manifestación feminista.

Además, existen denuncias de que a lo largo de la frontera sur mexicana, los policías municipales y estatales suelen detener a migrantes por el solo motivo de su condición migratoria, lo que constituye una extralimitación de sus funciones, pues solo el Instituto Nacional de Migración se encuentra facultado para tales diligencias; así lo ha documentado el propio Instituto.

Cabe aclarar que la brutalidad policiaca contra los migrantes por parte de policías estatales y municipales no se presenta no solo en la frontera sur, sino también en la frontera con los Estados Unidos de América. Según reportó Los Angeles Times, apenas el 3 de febrero del año en curso una docena de policías estatales fueron detenidos por su implicación en la muerte de 19 personas, entre las que se encontraban varios migrantes guatemaltecos. Homicidio, abuso de autoridad y falso testimonio son algunos de los cargos por los que deberán responder los policías implicados en la masacre.

Compártelo

Comentarios