Artistas, cineastas y personalidades de todo el mundo suscriben declaración y exigen que Israel rinda cuentas por asesinato de la periodista Shireen Abu Akleh

Entre otros aspectos, los firmantes remarcaron que este caso “está lejos de ser un hecho aislado”, ya que las fuerzas militares israelíes ya “han matado a 45 periodistas desde el año 2000, hiriendo a muchos más, simplemente por hacer su trabajo”.

Por Opazo

Publicado en

Artes / Medios / Mundo / Oriente Medio

0 0


Esta semana se hizo pública una carta firmada por 126 artistas y personalidades de todo el mundo, donde exigen que el Estado de Israel rinda cuentas por el asesinato de la periodista de la cadena Al Jazeera, Shireen Abu Akleh, quien murió baleada el 11 de mayo pasado mientras cubría una incursión militar israelí en el campo de refugiados palestinos de Jenin.

Días después, las fuerzas israelíes atacaron el cortejo fúnebre donde se trasladaba el ataúd de la célebre reportera, golpeando a los asistentes.

La declaración fue suscrita, entre otras, por la activista y teórica estadounidense Angela Davis, la periodista y escritora canadiense Naomi Klein, el economista griego Yanis Varoufakis, el escritor inglés Irvine Welsh, el ex futbolista Eric Cantoná y la escritora india Arundhati Roy. Desde la música, expresaron su apoyo Brian Eno, Peter Gabriel, Tom Morello, la banda Massive Attack y Roger Waters.

Asimismo, desde el cine, una impresionante cantidad de directores, directoras, actrices y actores se adhirió al reclamo: Entre los primeros, Michael Winterbottom, Iciar Bollain, Pedro Almodóvar, Isabel Coixet, Sara Driver, Costa-Gavras, Jim Jarmusch, Aki Kaurismaki, Mike Leigh, Ken Loach y Kleber Mendonça Filho. Y entre los segundos, Tilda Swinton, Juan Diego Botto, Julie Christie, Steve Coogan, Liam Cunningham, Stephen Rea, Mark Ruffalo y Susan Sarandon.

La revista argentina Sonámbula publicó algunos fragmentos de la carta, traducida al castellano. Allí se señala que “el ataque de las fuerzas israelíes fuertemente armadas contra los dolientes palestinos nos consternó y horrorizó aún más. Los soldados golpearon y patearon a los dolientes y portadores del féretro en los terrenos del Hospital St. Joseph en la Jerusalén Oriental ocupada, para evitar que llevaran el ataúd de Abu Akleh y marcharan hacia la iglesia para el funeral previsto. ¿Qué vamos a hacer con el descaro y la crueldad de este ataque a la dignidad humana?”.

Seguidamente, advierten que el asesinato de la periodista palestina constituye “una grave violación del derecho internacional humanitario y un ataque al periodismo y la libertad de expresión”, recordando que “expertos internacionales y de la ONU en derechos humanos han dicho que puede constituir un crimen de guerra y debe estar sujeto a una investigación internacional independiente y transparente”.

En esa línea, remarcaron que este caso “está lejos de ser un hecho aislado”, ya que las fuerzas militares israelíes ya “han matado a 45 periodistas desde el año 2000, hiriendo a muchos más, simplemente por hacer su trabajo”.

Para las y los firmantes, estos crímenes dan cuenta de un “patrón de violencia, acoso e intimidación contra los periodistas palestinos que arrojan luz sobre lo que Amnistía Internacional, Human Rights Watch y la principal organización de derechos humanos de Israel, B’Tselem, han descrito como un sistema de apartheid impuesto al pueblo palestino”. Por ello, pidieron “medidas proporcionales y específicas para garantizar que Israel rinda cuentas por sus crímenes y ponga fin a su impunidad”.

La carta completa (en inglés), con todas las firmas, se puede ver AQUÍ.

Foto Portada: Agencia Reuters


Síguenos y suscríbete a nuestras publicaciones

Comparte ✌️

Comenta 💬