Pekín le responde a Washington y ordena cierre del consulado estadounidense en Chengdu

380

El Gobierno de China anunció este viernes que ordenó a Estados Unidos (EE.UU.) que cierre su consulado en la ciudad de Chengdu, en la provincia de Sichuan, en el suroeste del país asiático.

Esta orden ocurre en respuesta a una acción similar del Gobierno de Donald Trump contra la oficina consular china en Houston, en el estado de Texas, reseñó TeleSUR.

La agencia estatal de noticias Xinhua indicó por su parte que el Ministerio de Relaciones Exteriores de China comunicó este viernes a la embajada de EE.UU. sobre la decisión de retirar su consentimiento para el establecimiento y operación del consulado general del país norteamericano en Chengdu.

Vista general del Consulado de China en Houston. Imagen: RT.

En un comunicado, la cancillería china señaló que Washington realizó un acto de provocación unilateral el pasado 21 de julio al exigir que China cerrara su consulado general en Houston, Texas.

«La medida estadounidense violó seriamente el derecho internacional, las normas básicas de las relaciones internacionales y los términos de la Convención Consular entre China y Estados Unidos. Esto dañó gravemente las relaciones chino-estadounidenses», afirmó la dependencia.

«La medida adoptada por China -agregó- es una respuesta legítima y necesaria ante el acto injustificado de Estados Unidos. La misma se ajusta al derecho internacional, las normas básicas de las relaciones internacionales y las prácticas diplomáticas consuetudinarias».

La cancillería china instó a Washington “a retractarse de inmediato de su decisión equivocada y a crear las condiciones necesarias para volver a encaminar la relación bilateral».

Días atrás, el portavoz del Ministerio chino de Relaciones Exteriores, Wang Wenbin, advirtió que Pekín reaccionaría «con firmes contramedidas».

Relacionado:  Empresas europeas crearán plataforma para intercambiar datos de la COVID-19

El funcionario calificó la medida del Gobierno estadounidense de «escalada sin precedentes» en medio de la creciente tensión que domina las relaciones entre Washington y Pekín, que se han enconado en los últimos meses debido a la intensa guerra comercial y tecnológica, las disputas en torno del manejo de la pandemia y la nueva ley china de seguridad impuesta en Hong Kong.

Asimismo, denunció que las misiones diplomáticas chinas y su personal han sido recientemente objeto de amenazas de bomba y de muerte.

Por su parte, secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, declaró el jueves que el consulado de China en Houston era «un centro de espionaje» y «de robo de la propiedad intelectual» estadounidense.

Sigue leyendo: