EE.UU. evalúa obligar a toda la población a vacunarse contra el coronavirus

Las autoridades de salud de ese país ponderan cambios en las recomendaciones sobre cómo combaten la pandemia, ante la peligrosidad de la variante Delta.

Joe Biden, presidente de los Estados Unidos, ha asomado la posibilidad de que su Gobierno acabe obligando a toda la población estadounidense a vacunarse contra el coronavirus.

En este sentido, ya se estarían haciendo las primeras consultas para saber si se puede hacer legalmente o no.

A la espera de que se pueda producir este escenario, Biden ha dado las directrices que deberían seguir, porque es legal hacerlo, los estados, las empresas privadas o los colegios: que las vacunas sean obligatoria. 

Estas declaraciones del presidente estadounidense llegan en pleno repunte en Estados Unidos después de que la variante Delta haya cogido fuerza.

Las nuevas evidencias indican que la variante delta del coronavirus, es tan contagiosa como la varicela y pudiera ser más peligrosa que las otras variantes. Esto ha llevado a las autoridades de salud de Estados Unidos a ponderar cambios en las recomendaciones sobre cómo el país combate la pandemia, de acuerdo con documentos internos citado por el sitio WEB Orlando Sentinel.

EEUU y México aprueban vacuna de Pfizer-BioNTech contra el covid-19
En EE.UU. gran parte de la población rechaza vacunarse (Foto: WEB).

Recomendar el uso de mascarillas por todos y requerir vacunas para médicos y otros trabajadores de salud están entre las medidas que consideran los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, de acuerdo con los documentos obtenidos por el diario Washington Post.

Los documentos parecen ser temas de conversación para que el personal de los CDC los utilice para explicar los peligros de la variante delta y de las infecciones posvacunación. Anotada en una sección está la frase: “Reconocer que la guerra ha cambiado”.

Al recomendar que las personas vacunadas vuelvan a usar mascarillas en interiores en áreas de alto nivel de infecciones, los CDC dijeron esta semana que nueva evidencia muestra que las infecciones posvacuna pudieran ser tan contagiosas como las de las personas no vacunadas. La agencia señaló un brote grande reciente entre personas vacunadas en Cape Cod, Massachusetts, entre otros, como razón para el cambio.

Como lo indican los documentos, las vacunas para el COVID-19 son muy eficaces para prevenir enfermedad severa y muerte. Los CDC siempre esperaron algunas infecciones posvacuna, pero tuvieron dificultades para determinar cómo explicarlo al público.

Los documentos apuntan que la variante delta, detectada inicialmente en India, causa infecciones más contagiosas que el resfriado común, la viruela y el ébola, y es tan contagiosa como la varicela.

Los documentos internos citan estudios en Canadá, Singapur y Escocia que muestran que la variante delta pudiera representar un mayor riesgo de hospitalización, cuidados intensivos y muerte que la variante alfa, detectada inicialmente en Gran Bretaña.

Desde enero, las personas que se infectaron después de ser vacunadas representan una porción creciente de las hospitalizaciones y las muertes en hospitales entre los pacientes con COVID-19, de acuerdo con los documentos. Esa tendencia coincide con la diseminación de la variante delta.

Pero los CDC enfatizaron que las infecciones posvacuna siguen siendo poco comunes.

Otras noticias de interés:


Comparte 👍

Comenta 💬