La medida es temporal

Tribunal de EE. UU. prohíbe publicación de manuales de las wiki-armas

La decisión del juez se da tras la solicitud de varios fiscales generales que demandaron a la Administración de Trump por autorizar la publicación de esos manuales

Un juez federal de Estados Unidos bloqueó temporalmente la publicación de manuales para fabricar armas de fuego con impresoras 3D, método con el que se pueden obtener rifles de asalto que han sido usados en matanzas colectivas en este país.

La agencia EFE informa que la organización pro armas Defense Distributed, comenzaría a publicar los instructivos –de las también llamadas wiki-armas– a partir de este miércoles 1ero de agosto, tras un acuerdo con el presidente de ese país, Donald Trump, quien es apoyado por este tipo de agrupaciones.

El mandatario tuiteó el martes que está analizando la posibilidad de vender las armas de plástico tridimensionales y que habló sobre esto con la controvertida Asociación Nacional del Rifle (NRA, por sus siglas en inglés), indica Sputnik.

La medida del juez Robert S. Lasnik se da tras la solicitud de varios fiscales generales que demandaron a la Administración de Trump por autorizar la publicación de esos manuales. El funcionario expresó en su fallo -citado por EFE- que estos manuales supondría «una probabilidad de daño irreparable».

La fiscal general del estado de Nueva York -una de las demandantes-, Barbara Underwood, celebró la decisión judicial como «una gran victoria para el sentido común y la seguridad ciudadana».

«Tal y como argumentamos en nuestro recurso, es simplemente una locura darles a los delincuentes las herramientas para construir pistolas impresas 3D, imposibles de rastrear, con tan solo pulsar un botón», dijo la fiscal citada por el medio español.

El fundador de Defense Distributed, Cory Wilson, publicó los primeros manuales en 2013, pero el gobierno de Barack Obama lo prohibió al considerarlo ilegal dando inicio a una batalla en los tribunales hasta el día de hoy.

Wilson se ampara en su libertad de publicación reconocida en la Primera Enmienda de la Constitución de ese país para defender la distribución de los manuales.

La referida constitución también ampara en su Segunda Enmienda el derecho de los ciudadanos a tener armas, lo que abre el camino para la adquisición de pistolas y rifles sin pasar por tantos controles.

Wilson anunció que los ensayos de la primera pistola hecha con impresora 3D habían finalizado con éxito y luego publicó en internet materiales mediante los cuales se podía reproducirla, indica Sputnik.

El arma está hecha totalmente de plástico salvo una pieza, percutor, que es de metal.

«La divulgación de los planos de su producción causaron preocupaciones y uno de los motivos fue que esas pistolas no se detectan con detectores de metal», indica el medio ruso.

Las autoridades estadounidenses exigieron al diseñador que eliminara los manuales en internet.

Comentarios