Ha sido atacada fuertemente por las redes

(Fotos) Madre tuvo que dormir con sus hijos en estación de policía en Irlanda por precaria asistencia social

Ese día otras 16 personas pasaron la noche en estaciones de la garda, debido a la crisis asistencial en este país
Publicado en

Diversidad / Mundo

0 0


Margaret Cash madre de Irlanda con seis hijos -de edades comprendidas entre uno y 11 años- tuvieron que dormir en las sillas duras de la comisaría de Tallaght, en Dublín, el miércoles de la semana pasada después de que los servicios de emergencia para personas sin hogar no pudieron encontrar camas para ellos.

Estas fotos fueron difundidas ampliamente por las redes y revela una crisis de asistencia social a personas sin hogar en este país europeo.

Esta mujer dijo angustiada que ha estado sin hogar durante un año, desde que la casa privada que estaba alquilando fue embargada, indican medios británicos.

La madre publicó fotos de sus hijos durmiendo en sillas en la sala de espera por lo cual fue fuertemente atacada por Facebook.

Foto: The Sun

Pero en una entrevista exclusiva- reseñada por The Sun-, Margaret, de 28 años, dijo haber estado en la lista de viviendas durante 11 años.

Después de su noche en la garda, Margaret fue con sus hijos a la sección de personas sin hogar del Consejo del Condado de South Dublin para intentar de nuevo asegurar el alojamiento, pero no fue posible.

Foto: The Sun

Más tarde, aseguró un lugar donde quedarse hasta el lunes, a través de la organización benéfica Inner City Helping Homeless, pero esta madre teme por su futuro y el de sus hijos.

El medio Dublin Live informó que esta organización seguirá albergando a Margaret hasta que el gobierno regional le pueda dar una alternativa.

Por su parte, el vocero de la referida fundación, Henry McKean, en una entrevista en Youtube, indica que este no es el primer caso y que ese miércoles, contabilizaron 16 niños durmiendo en estaciones de policía de la capital irlandesa.

Denunció en la entrevista que hay una crisis nacional con las personas sin hogar.

Comentarios