La amenaza de los brotes del Ébola

El virus Ébola es causante de una de las efermedades que genera más alarma en la actualidad ya que sus brotes tienen una tasa de letalidad de aproximadamente 50%.

Se detectó por primera vez en 1976 en Nzara (hoy Sudán del Sur) y Yambuku (República Democrática del Congo). Antes se le llamaba fiebre hemorrágica del Ébola.

Su nombre derivó del río Ébola que está situado cerca de una aldea en donde se produjo uno de los primeros brotes.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) explica que el Ebolavirus es uno de los tres miembros de la familia Filoviridae (filovirus) y hay cinco especies distintas:

  1. Ebolavirus Bundibugyo (BDBV).
  2. Ebolavirus Zaire (EBOV).
  3. Ebolavirus Reston (RESTV).
  4. Ebolavirus Sudan (SUDV).
  5. Ebolavirus Taï Forest (TAFV).

Uno de los brotes más complejos y extensos se desarrolló de 2014 a 2016 en África Occidental. Las muertes superaron a las ocurridas en todos los demás brotes y pasó de Guinea a Sierra Leona y Liberia.

¿Cómo se transmite?

El virus lo albergan los murciélagos frugívoros de la familia Pteropodidae.

A los humanos llegó por el contacto «estrecho» con los órganos, sangre, secreciones u otros líquidos de animales infectados. Además de los murciélagos figuran los chimpancés, los gorilas, los monos, los antílopes y los puercoespines.

De persona a persona se transmite por el contacto directo con los mismos elementos. 

De hecho, los casos del personal médico que se contagia durante la atención a personas infectadas son frecuentes.

Aun se investigan los riesgos de la transmisión por la vía sexual, pero la OMS recomienda a los supervivientes usar preservativos.

  • El período de incubación oscila entre 2 y 21 días.
  • Los síntomas van desde la aparición súbita de fiebre, debilidad intensa y dolores musculares, de cabeza y de garganta, lo cual va seguido de vómitos, diarrea, erupciones cutáneas, disfunción renal y hepática y, en algunos casos, hemorragias internas y externas.

¿Existe tratamiento?

No existe todavía un tratamiento de eficacia demostrada. A los pacientes se les brinda uno de apoyo para aliviar los síntomas, entre ellos rehidratación con líquidos orales o intravenosos.

En la actualidad, se están evaluando posibles vacunas y formas de hemoterapia, inmunoterapia y farmacoterapia.

La OMS señala que hay una vacuna experimental, denominada rVSV-ZEBOV, que «ha demostrado proporcionar una gran protección contra este virus mortal en un ensayo clínico a gran escala (11 mil 841 sujetos) realizado en Guinea en 2015. Entre los 5 ml 837 sujetos que recibieron la vacuna no hubo casos de Ébola 10 o más días después de la vacunación, mientras que en los que no recibieron la vacuna hubo 23 casos».

Contener los brotes y reducir los riesgos de transmisión de animales salvajes al ser humano son algunas de las medidas con las que se busca frenar el virus. El uso de guantes y otras prendas protectoras apropiadas para manipular animales y para evitar el contacto con los infectados es fundamental.

Ascienden a 25 personas fallecidas tras brote de ébola en el Congo

 

4,205,468FansMe gusta
129,377SeguidoresSeguir
289,446SeguidoresSeguir
16,411SuscriptoresSuscribirte

Más Leídos

Edición Impresa El Ciudadano