La estrategia de guerra israelí dejó casi 300 palestinos muertos en 2018

El pueblo de Palestina recibió el 2019 sin ningún motivo para celebrar: la política genocida y de ocupación de Israel avanzó en 2018 dejando varias cifras lamentables.

De acuerdo con datos de la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de las Naciones Unidas, las tropas israelíes mataron en Cisjordania y la Franja de Gaza a 295 palestinos el año pasado.

Además, se reportaron más de 29 mil palestinos heridos, una cifra récord desde 2005, cuando  el grupo de monitoreo de la ONU comenzó a recopilar los datos.

Cada semana, la administración del primer ministro, Benjamín Netanyahu, atacaba con toda su furia las manifestaciones de los palestinos desde el 30 de marzo, como parte de la Gran Marcha del Retorno que exige el cese del bloqueo y de la ocupación de su territorio.

Durante el año pasado se vivieron historias de terror en la Franja. Foto: Reuters.

Por esta razón, más del 60% de las muertes y casi el 80% de las lesiones ocurrieron durante las movilizaciones por la Gran Marcha del Retorno. Lo más lamentable es que, del total, casi 60 de los asesinados y 7.000 de los heridos fueron niños, reseñó The Electronic Intifada.

Entre las distintas formas de ataques,que incluyeron bombardeos, represión y disparos, las balas israelíes lanzadas sin discriminar a mujeres y menores de edad hirieron a más de 6.000 palestinos.

«El impactante uso de la fuerza de Israel, con frecuencia letal, contra los manifestantes ha provocado la muerte de decenas de palestinos, y miles de personas han resultado heridas por municiones reales, balas de goma y gases lacrimógenos», indicó la Asistencia Médica para Palestinos.

La organización precisó que miles de pacientes sufrieron lesiones por arma de fuego, principalmente en las extremidades, y estimaron en 1.500 las personas con heridas devastadoras e incapacitantes «que necesitan un tratamiento especializado de reconstrucción de extremidades y rehabilitación a largo plazo».

Muchos resultaron heridos por munición real de Israel. Foto: Web.

Todos los reportes coinciden en los graves daños que la política de Israel causa al pueblo palestino. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), se han realizado 111 amputaciones, 20 de ellas en niños.

Ademas, 19 personas quedaron paralizadas debido a lesiones de la médula espinal y seis tienen pérdida permanente de la visión. Los trabajadores de la salud no se salvaron y tres de ellos fueron asesinados por los soldados israelíes, 546 resultaron heridos y más de 80 ambulancias fueron dañadas.

Por si fuera poco, el 2018 cerró con las amenazas de los colonos y la abierta expansión en los territorios ocupados.

A finales de diciembre, la ONG Shalom Ajshav (Paz Ahora) advirtió que el Comité de Planificación Superior del Ministerio de Defensa israelí aprobó en dos días los nuevos planes para construir 2.191 viviendas en los asentamientos judíos de la Cisjordania ocupada.

Del total de viviendas, 1.159 pasaron el obstáculo mayor previo a la emisión de permisos de edificación y 1.023 fueron aprobadas en la primera fase del proceso.

En la actualidad, alrededor de 700.000 colonos viven en los territorios ocupados, incluida Jerusalén Este, refirió Sputnik.

Israel presiona a los palestinos para expulsarlos de los territorios ocupados

Hace 71 años, la ONU sembró el germen para la destrucción de Palestina

4,223,838FansMe gusta
140,162SeguidoresSeguir
289,147SeguidoresSeguir
16,444SuscriptoresSuscribirte

Más Leídos

Cinco tecnologías para reducir el calentamiento gobal en América Latina

Las 5 tecnologías están inspiradas en la preservación del planeta y están ayudando a mejorar el monitoreo de la minería ilegal, la caza furtiva de las especies, entre otros aspectos que contribuyen al calentamiento global.
- Advertisment -

Edición Impresa El Ciudadano

- Advertisment -