Duro encontrón con el mandatario Rodrigo Duterte

La ONU contra el controversial presidente de Filipinas: «Necesita una evaluación psiquiátrica»

El alto comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Ra’ad al Hussein, dijo este viernes que el presidente filipino, Rodrigo Duterte, necesita una «evaluación psiquiátrica»

El alto comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Ra’ad al Hussein, dijo este viernes que el presidente filipino, Rodrigo Duterte, necesita una «evaluación psiquiátrica».

«Los comentarios del presidente de Filipinas en relación a la relatora especial de Naciones Unidas sobre ejecuciones extrajudiciales, Agnes Callamard, son inaceptables. Y me hace pensar que el presidente Duterte necesita una evaluación psiquiátrica», afirmó Zeid en rueda de prensa.

Duterte amenazó el año pasado con «abofetear» a Callamard por haber dicho que en el país se han cometido ejecuciones extrajudiciales en el marco de la campaña gubernamental contra las drogas, que en un año y medio se ha traducido en unas 7.000 muertes, según el recuento de ONGs. Debido a esto, Duterte elaboró una lista de 600 personas que debieran ser declaradas terroristas, donde se incluye a una relatora especial de Naciones Unidas.

Dichos del presidente de Filipinas sobre la delincuencia.

El Índice de las Ciudades Prósperas (CPI) de la ONU abordó el tema de la polémica campaña contra las drogas después de que el pasado abril un particular demandara a Duterte por haber cometido «asesinatos en masa» durante esta campaña, la que comenzó en todo el país tras su investidura el 30 de junio de 2016, y también durante los 22 años que ejerció como alcalde de Davao, en la sureña isla de Mindanao.

A pesar de las amenazas del gobierno filipino, el portavoz de la presidencia de esa nación, Harry Roque, anunció el mes pasado que «la Oficina del Fiscal de la CPI ha iniciado un análisis preliminar sobre las presuntas acciones vinculadas a la campaña contra las drogas ilegales durante el período de julio de 2016».

Las declaraciones de Duterte en los últimos años han sido brutales y se hacen cada vez más habituales. Se comparó con Hitler, admitió que mató a puñaladas a una persona cuando tenía 16 años y llamó «hijo de puta» al ex presidente de EE.UU., Barack Obama.

Fuente: El Mundo


Comparte 👍

Comenta 💬