La Segunda Guerra Mundial se habría iniciado en China en 1937

Un número creciente de historiadores consideran que la fecha oficial debe enmendarse a 1937 cuando Japón inició la invasión en gran escala de China.
Publicado en

Historia / Mundo

0 0


china guerra mundial

Aunque la mayor parte del mundo occidental cree que la Segunda Guerra Mundial comenzó con la invasión nazi a Polonia en 1939, existe un número creciente de historiadores que consideran que la fecha oficial debe enmendarse a 1937 cuando Japón inició la invasión en gran escala de China.

Robert Frank, secretario general del Congreso Internacional de Ciencias Históricas (CICH), es uno de los más firmes defensores del cambio de fecha. Frank escribió sus argumentos en el libro «Guerra Mundial 1937-1947» publicado en Francia en abril.

Escrito en forma conjunta por 40 historiadores, el libro contiene un capítulo específico llamado «La guerra comienza en Asia«. Otros capítulos detallan la resistencia de los países asiáticos, la ocupación japonesa y la resistencia y el sufrimiento de la población china.

«En Francia la llamamos la guerra de 1939-1945. Pero es una guerra mundial. No sólo una guerra europea y no comenzó en Europa«, dijo Frank. «La guerra comenzó aquí, en Asia«.

El historiador señaló que la fecha podría incluso ser 1931 cuando los japoneses atacaron por primera ocasión Manchuria en el noreste de China. Pero él y sus compañeros historiadores eligieron 1937 porque ese es el momento en que la guerra general se desencadenó entre China y Japón.

China II Guerra Mundial

PERSPECTIVA TRANSNACIONAL

«Esto podría sorprender a los europeos y a los franceses. No están habituados a la fecha«, dijo Frank. «Pero queremos romper la cronología eurocéntrica clásica y mostrar la historia mundial de una guerra mundial».

Frank no es el único historiador que apoya una mirada más objetiva a la historia de la guerra.

El profesor Rana Mitter de la Universidad de Oxford publicó un libro llamado «El aliado olvidado: La Segunda Guerra Mundial de China, 1937-1945» en Reino Unido y en Estados Unidos en 2013 y 2014. La obra fue designada libro del año por The Economist y el Financial Times.

«China fue el primer país en enfrentar la acometida de las Potencias del Eje en 1937, dos años antes que Reino Unido y Francia y cuatro años antes que Estados Unidos«, escribió Mitter en su libro.

La Segunda Guerra Mundial, señala Mitter, «comenzó no en las planicies de Europa, sino con un tiroteo accidental en 1937 en el Puente Marco Polo, a unas cuantas millas al suroeste de Beijing«, se señaló en una reseña del libro en el New York Times.

Mitter publicó un editorial en el New York Times en el que señaló que «la resistencia de China ante Japón es una de las grandes historias no contadas de la Segunda Guerra Mundial. Aunque China fue la primera potencia aliada en combatir al eje, ha recibido un crédito mucho menor por su papel en el Pacífico que Estados Unidos, Reino Unidos e incluso la Unión Soviética que se unió a la guerra en Asia apenas en agosto de 1945«.

Tao Wenzhao, investigador del Instituto de Estudios Americanos de la Academia de Ciencia Sociales de China, dijo que revisar la historia desde una perspectiva transnacional se ha convertido en una nueva tendencia en los estudios históricos. También podría ser la razón del cambio de actitud entre los historiadores occidentales con respecto al papel de China en la guerra.

Frank dijo que más historiadores occidentales han aceptado considerar 1937 como el inicio de la Segunda Guerra Mundial y su libro busca revelar la verdad a más personas en Europa.

«China fue el primer país invadido y eso significa que los primeros movimientos de resistencia contra la ocupación se produjeron en China«, dijo Frank, quien destacó el papel de China en la guerra.

Zhang Haipeng, presidente de la Asociación de Historiadores Chinos, considera que las tropas japonesas podrían haberse desplazado al sureste de Asia, India o Medio Oriente y haber cooperado con tropas alemanas si los soldados chinos no los hubieran enfrentado en el campo de batalla nacional.

«Si queremos entender el papel de China en la sociedad global de hoy, haríamos bien en recordar la trágica y tirana lucha que el país libró en los treinta y cuarenta, no sólo en pro de su propia dignidad y supervivencia nacionales, sino para la victoria de todos los aliados, al oriente y occidente, en contra de una de las fuerzas más oscuras que la historia haya generado jamás«, escribió Mitter en su libro.


Comparte 👍

Comenta 💬