Los Cascos Blancos en Idlib montan un falso ataque químico para culpar a Bashar Al-Assad

206

Un nuevo montaje mediático se desarrolla en la provincia siria de Idlib, para justificar después una arremetida de Estados Unidos y sus aliados contra posiciones e instalaciones del gobierno de Bashar Al-Assad. Este martes, Rusia denunció que en esa región se comenzó a grabar la puesta en escena del supuesto ataque con armas químicas del Ejército sirio contra civiles.

En un comunicado que difundió el Ministerio de Defensa ruso, detallaron que, de acuerdo con información suministrada por los habitantes, las filmaciones se desarrollan en la localidad de Jisr ash-Shugur, con la presencia de equipos de grabación de “varios canales de televisión de Oriente Próximo y de la filial regional de un canal estadounidense”, reseñó la agencia EFE.

«El guión contempla escenas de prestación de socorro a los habitantes por parte de los activistas de ‘Defensa Civil’ (Cascos Blancos), después del supuesto uso por parte del Ejército sirio de las llamados ‘barriles bombas’ cargados de agentes tóxicos», reseña el comunicado.

El Centro ruso para la Reconciliación en Siria también alertó que los milicianos están filmando “una provocación escenificada” en esa ciudad e, incluso, trasladaron dos contenedores cargados con una sustancia tóxica de cloro para hacer que la provocación pareciera “natural”.

Todo lo que se grabe, según denunció esa instancia, deberá ser entregado antes que termine el día a las redacciones de las cadenas de televisión para emitirlos después de su publicación en las redes sociales.

El papel de los Cascos Blancos

Por su parte, un activista sirio de derechos humanos confirmó a una agencia rusa de noticias que un grupo de 30 representantes de los Cascos Blancos llegó a la zona para organizar la provocación.

Relacionado:  ¿Qué hizo Twitter para despertar la ira de Trump?

Adicionalmente, en varios informes se señaló que esa misma organización ha enviado materiales químicos a Idlib y secuestrado a decenas de niños, trasladándolos a un lugar desconocido, en un intento por lanzar un “show” químico,  refirió HispanTV.

La provincia siria se mantiene en el foco de la comunidad internacional porque es una de las últimas zonas del territorio que permanece bajo el control de grupos terroristas. Por eso, cuando Damasco anunció una ofensiva para recuperarla se le opusieron países como Estados Unidos, que desde entonces alerta de un «posible ataque químico».

No sería la primera vez que se realiza una escenificación de este tipo para culpar a Al Assad. En abril se denunció un supuesto ataque de este tipo en Duma, del que hasta la fecha no se han presentado pruebas que determinen la responsabilidad del Gobierno de Damasco.

Israel financió y suministró armas a terroristas en Siria durante los últimos cinco años

Una operación militar en Idlib podría desplazar a 900 mil personas, advierte la ONU