Macron baja la cabeza y anuncia medidas sociales por presión de los «chalecos amarillos»

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, se disfrazó este lunes de cordero, bajo la guardia y anunció medidas sociales para frenar el descontento que estalló en las calles con las manifestaciones de los llamados «chalecos amarillo»s.

En un giro discursivo de 180 grados y en un rebuscado esfuerzo por recuperar la popularidad perdida, reconoció: “la cólera que hoy se expresa es justa en muchos aspectos” y «a veces he herido a algunos de vosotros con mis palabras».

La primera manifestación que hicieron los representantes del movimiento, sin un liderazgo claro y cuyas convocatorias se propagaban por redes sociales, se dio el 17 de noviembre con una exigencia: que el Mandatario diera marcha atrás al fuerte aumento en los impuestos al diésel programado para el 1 de enero de 2019.

La primera movilización se efectuó el 17 de noviembre. Foto: CNN.

Exigen su renuncia

Lo hizo ya tarde, el pasado 04 de diciembre, cuando las exigencias se ampliaron hasta su renuncia y la derecha radical y la izquierda populista pedían unas elecciones legislativas anticipadas.

Por eso, tras la última jornada de manifestaciones, que se llevó a cabo este fin de semana, «sorprendió» a los franceses este lunes con una serie de medidas, consideradas por los medios locales «simbólicas» y «concretas», para aliviar la situación de las clases medias empobrecidas.

En las calles, los franceses exigieron la renuncia del Mandatario. Foto: AFP.

Emergencia económica y social

Lo primero que hizo el Jefe de Estado fue decretar el emergencia económica y social y aumentó el salario mínimo en 100 euros, el cual pasa de de 1498,47 euros a 1.600 euros mensuales.

Otras medidas son la revalorización del complemento mínimo de la vejez (de 833 euros hasta 900), la creación de una prima excepcional para los asalariados que tienen los sueldos más bajos, la aceleración de la supresión de los impuestos municipales para las familias más modestas y la eliminación de las cotizaciones que pesan sobre las horas extraordinarias, reseñó ABC.

La pregunta es si con estos anuncios Macron podrá frenar la avalancha que amenaza su administración, porque en su ejecución suponen una pérdida de ingresos, un aumento del gasto para el Estado y pondrán en riesgo los compromisos europeos de déficit.

Doble moral con la violencia

Con su acostumbrada doble moral, el Mandatario calificó de «inadmisible» e «injustificable» la violencia provocada por las recientes manifestaciones. «Ninguna rabia justifica ataques contra policías y gendarmes, ni la destrucción de tiendas y edificios», enfatizó.

Sin embargo, nada dice sobre la voraz represión que las fuerzas de seguridad aplican contra los manifestantes, que no distingue a hombres, mujeres, ancianos, personas con discapacidad y hasta menores de edad.

Desde mediados de noviembre, Francia vive una oleada de protestas lideradas por los llamados «chalecos amarillos». El pasado fin de semana se saldó con más de 1.700 arrestos y 264 heridos.

Denuncia: Policía mete a decenas de “chalecos amarillos” en establos y los tratan “como animales”

Más de 1.700 arrestos en Francia en la protesta más reciente de los chalecos amarillos

4,223,566FansMe gusta
139,648SeguidoresSeguir
289,170SeguidoresSeguir
16,446SuscriptoresSuscribirte

Más Leídos

Phil Anselmo regresa a Chile para tocar clásicos de Pantera

Phil Anselmo, ex vocalista de Pantera, volverá a Santiago para celebrar el legado de su antigua agrupación, con la cual alcanzó reconocimiento...
- Advertisment -

Edición Impresa El Ciudadano

- Advertisment -