Más de 200 informes: Vaticano encubrió por más de 60 años la pederastia de un clérigo

Desde 1943 el Vaticano contaba con  documentos que daban prueba de la pederastia del fundador de los Legionarios de Cristo, Marcial Maciel, así lo reconoció  el prefecto de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada, el cardenal Joao Braz de Aviz, en una comparecencia pública recogida por la revista católica Vida Nueva, difundió RT.

Maciel, quien falleció hace 10 años,  fue investigado entre 1956 y 1959  «Quien lo tapó era una mafia, ellos no eran Iglesia (…) Tengo la impresión de que las denuncias de abusos crecerán, porque solo estamos en el inicio. Llevamos 70 años encubriendo, y esto ha sido un tremendo error”, indicó Braz de Aviz.

Marcial Maciel, fundador de los Legionarios de Cristo

Entre las denuncias que pesaban en su contra se encontraban  los testimonios  de mujeres que quedaron embarazadas producto del abuso sexual.

Aunque existían pruebas contundentes de la culpabilidad del «religioso» el papa Juan Pablo II señalaba que el «clérigo» era un «Guía eficaz de la juventud».

Ante la pretensión del Vaticano de nombrar santo a Maciel, después de su muerte,  varios de los seminaristas de los que abusó se unieron para clamar desesperadamente que no ocurriera.

El País destacó las conexiones de Maciel en la Santa Sede , y lo catalogó como el mayor depredador sexual en la historia de la Iglesia. El medio  resalta  que por años fue presentado por Juan Pablo II como apóstol de la juventud y mimado por incontables obispos y cardenales, muchos de ellos españoles.

Marcial Maciel, fundador de los Legionarios de Cristo con el papa Juan Plablo II

Aunque la comisión de investigación ya había desvelado sin ningún tipo de dudas sus actividades delictivas, Benedicto XVI  le conminó en 2006, a retirarse a México el resto de su vida, dedicado “a la penitencia y la oración”. Murió sin pedir perdón dos años más tarde.

Braz de Aviz insistió en que los sacerdotes deben estar «atentos a las víctimas y no a los agresores, esto es lo que nos pide el Papa». «El dolor de quienes sufren estos abusos es enorme y no podemos dejarlo pasar. No podemos tapar», añadió.

Marcial Maciel (1920-2008)

Entre octubre de 1956 y febrero de 1959  fue investigado por encargo del cardenal Alfredo Ottaviani, entonces  inquisidor romano. Durante esos tres años Maciel fue suspendido y expulsado de Roma.

La inspección del Vaticano la supervisó el claretiano vasco y futuro cardenal Arcadio Larraona, sin embargo, no resolvió nada y Marcial volvió a sus acciones delictivas.

Siempre contó con el apoyo del papa Juan Pablo II, que le consideraba «un guía eficaz» de la juventud. Al frente de los Legionarios de Cristo, logró transmitir una imagen pública impecable, mientras en el Vaticano se acumulaban las denuncias de sus numerosas víctimas, difundió El País.

En 2010 las víctimas pensaban que Benedicto XVI  eliminaría a la organización «Legionarios de Cristo»,  así lo indicó al País, Félix Alarcón, exdirigente legionario en varios países, él mismo víctima de abusos cuando era niño.

Marcial Maciel, fundador de los Legionarios de Cristo

Existen 240  informes que acreditan los episodios de pederastia, delitos relacionados con robos y hasta abuso de substancias narcóticas como la morfina.

Maciel llegó a España a finales de los años 40 del siglo pasado para extender su fundación, protegido por el entonces ministro de Asuntos Exteriores del dictador Francisco Franco y el democristiano Alberto Martín Artajo. Venía avalado por el papa Pío XII, que lo recibió en 1941, publica El País. Toda su vida fue protegido por políticos y por quienes ostentaban los cargos más altos de la Iglesia.

DS.

Continúa leyendo

Papa Francisco: La pederastia es igual a “los sacrificios humanos con niños”

Iglesia alemana es acusada de eliminar documentos claves sobre casos de pederastia

4,207,661FansMe gusta
130,131SeguidoresSeguir
289,387SeguidoresSeguir
16,412SuscriptoresSuscribirte

Más Leídos

- Advertisment -

Edición Impresa El Ciudadano

- Advertisment -