Más de 50.000 líneas telefónicas de activistas, periodistas y políticos fueron espiadas mediante el software israelí Pegasus

Entre los periodistas afectados hay trabajadores de CNN, Al Jazeera, Associated Press, Reuters, New York Times, Wall Street Journal, Bloomberg, Le Monde. Asimismo, figuran el editor del Financial Times y reporteros de El País, quienes revelaron en julio de 2020, que el software había sido utilizado contra políticos catalanes.

Una investigación realizada por The Guardian, The Washington Post, y coordinada por organizaciones sin ánimo de lucro como Amnistía Internacional y Forbidden Stories, reveló que más de 50.000 líneas telefónicas fueron espiadas por Pegasus, el nuevo spyware creado por la compañía israelí NSO Group.

De acuerdo con el portal Xataka, el listado no expone los nombres de los posibles objetivos, pero la investigación ha identificado al menos mil personas de más de 50 países, incluidos distintos miembros de la familia real árabe, 65 ejecutivos, 85 activistas de derechos humanos, 189 periodistas y más de 600 políticos, incluyendo ministros y militares.

Foto cortesía de Xataka

La investigación comenzó tras el asesinato del periodista del The Washington Post, Jamal Khashoggi, quien fue asesinado el 2 de octubre de 2018 en el consulado de Arabia Saudita en Estambul, Turquía.

Fuentes turcas apuntan a la existencia de grabaciones de audio que demostrarían que fue torturado y asesinado cortándole el cuello, y que todo su cuerpo fue descuartizado con una motosierra.

Pegasus, señala el portal informático de España, señala que, además de ser denunciado por la relación del asesinato del periodista; también se ha visto involucrado en el hackeo al teléfono del CEO de Amazon y el ataque a WhatsApp en 2019.

Según describen, entre los periodistas afectados hay trabajadores de CNN, Al Jazeera, Associated Press, Reuters, New York Times, Wall Street Journal, Bloomberg, Le Monde. Asimismo, figuran el editor del Financial Times y reporteros de El País, quienes revelaron en julio de 2020, que el software había sido utilizado contra políticos catalanes.

Una amenaza activa desde 2016

En agosto de 2016, fue la primera vez que se escuchó el nombre de Pegasus, como el software espía israelí.

La investigación, en ese momento, fue realizada por Lookout y Citizen Lab, quienes calificaron a este nuevo programa como “una amenaza activa”.

Es una «amenaza activa que utiliza tres vulnerabilidades críticas de zero-day para iOS que, cuando son explotadas, forman una cadena de ataques que subvierten incluso el sólido entorno de seguridad de Apple», expresó la investigación, citado por Xataka.

Según la investigación publicada por los diversos medios, reveló que el software espía – desarrollado por exciberespías israelíes – está diseñada para eludir fácilmente las medidas de privacidad de los teléfonos inteligentes, entre los que se incluye las consideradas “contraseñas seguras”.

El spyware puede «atacar teléfonos sin cualquier advertencia a los usuarios «y» leer cualquier cosa en un dispositivo que un usuario pueda, mientras también roba fotos, grabaciones, registros de ubicación, comunicaciones, contraseñas, registros de llamadas y publicaciones en redes sociales «.

Foto de @jsrailton

También puede activar cámaras de seguridad en tiempo real, sin ningún problema, y sin ser detectado.

Solo necesita un simple mensaje de texto o un i Message para poder enlazar todo y comenzar el ataque.

Los usuarios «ni siquiera necesitan tocar sus teléfonos para que comiencen las infecciones».

Repudio y violación a la libertad

El primero en pronunciarse fue Amnistía Internacional, desde donde calificaron este spyware como una violación a la libertad de prensa

 “Estas cifras muestran de manera llamativa lo generalizados que están estos abusos, que ponen en peligro la vida de los periodistas, pero también la de sus familias y sus colegas. Esto socava la libertad de prensa y cierra la puerta a cualquier medio crítico”, expresó Agnès Callamard, secretaria general de Amnistía, citada por AFP.

Por los momentos, NSO negó que su tecnología se use para esos principios.

«NSO no opera el sistema y no tiene visibilidad de los datos», dijo la compañía, y dijo que continuará investigando «todos los reclamos creíbles de uso indebido y tomará las medidas apropiadas basadas en los resultados» de tales investigaciones, cita el portal CNN.

NSO también dijo que sus sistemas «se utilizan todos los días para acabar con las redes pederastas, sexuales y de tráfico de drogas, localizar a niños desaparecidos y secuestrados, localizar a supervivientes atrapados bajo edificios derrumbados y proteger el espacio aéreo contra la penetración disruptiva de drones peligrosos».


Comparte 👍

Comenta 💬