Óptica WikiLeaks (III): Los correos que desnudaron la doble moral de Hillary Clinton

Una cosa era lo que Hillary Clinton defendía en sus discursos frente al público y otra el foco en el que estaban puestos sus verdaderos intereses.

Aquellas conversaciones que, desde la intimidad de su correo, compartió con sus más cercanos colaboradores quedaron a la vista de todo el mundo cuando, el 16 de marzo de 2016, el portal WikiLeaks hizo públicos más de 30.000 de esos archivos.

Ese era un primer grupo y se centraba en mensajes recibidos y enviados por la demócrata, desde su servidor privado, cuando era Secretaria de Estado, lo que le complicó más el panorama, porque nunca usó la cuenta oficial “state.gov” que debía estar alojada en los servidores propiedad del Gobierno de Estados Unidos.

Sin embargo, el asunto no quedó allí. La vida se le enturbió más a Clinton cuando se desveló otro conjunto de archivos con unos 50.000 correos de John Podesta, su jefe de campaña para las elecciones presidenciales de 2016,  en los que se enfrentaba al actual mandatario Donald Trump.

“Las 50.547 páginas de documentos abarcan desde el 30 de junio de 2010 hasta el 12 de agosto de 2014. Hillary Clinton envió 7.570 de los documentos. Los correos electrónicos se pusieron a disposición en forma de miles de archivos .PDF por el Departamento de Estado, como resultado de una solicitud de la Ley de Libertad de Información. Se pusieron a disposición más archivos .PDF el 29 de febrero de 2016 y se importó un conjunto de 995 correos electrónicos adicionales hasta el 2 de febrero de 2018“, precisa el portal fundado por Julian Assange, donde todavía pueden consultarse los documentos.

¿Qué secretos quedaron al descubierto?

Buena parte de los archivos revelaron posiciones del Comité Nacional Demócrata (CND) sobre diversos asuntos a través de 27.000 correos que esa organización compartió con Clinton, reseñó el portal Actualidad RT. 

Antes de que WikiLeaks difundiera los correos, The New York Times adelantó en 2015 la bomba sobre el servidor privado de la ex secretaria de Estado y alertó que éste “pudo haber violado los requisitos federales”.

Además de eso, en las conversaciones se trataba el tema del suministro de armas para los radicales en Siria y también se mencionaba países como Irán y Rusia como unas “amenazas” a la seguridad de Estados Unidos y de Turquía.

El escándalo estalló en marzo de 2016, el año de la contienda presidencial. Foto: Getty Images.

El eterno idilio con las grandes corporaciones

Además, estas filtraciones del portal de Assange confirmaron que Clinton, tras bastidores, defendía los intereses de las grandes corporaciones y no estaba en contra del establishment financiero de EE. UU. como quería hacer ver:

  • En una conferencia de la banca de inversionistas Goldman Sachs, por la que recibió 225.000 dólares, dijo que le gustaría realizar una intervención secreta en Siria: “Mi punto de vista era intervenir de forma encubierta cuanto fuera posible”.
  • En algunos de sus discursos, patrocinados por los banqueros de Wall Street, fustigó la manera de hacer política y defendió la doble moral: “La política es como hacer embutidos. Es desagradable, y siempre ha sido así, pero por lo general terminamos donde tenemos que estar (…) Por lo tanto, se necesita una posición pública y una posición privada”.
  • En un discurso que dio a la Fundación Judía Unida del área metropolitana de Chicago se refirió a las políticas de recepción de refugiados y afirmó que Jordania y Turquía no tendrían posibilidad de revisar que no haya “yihadistas llegando entre los refugiados auténticos”.
  • Aseguró que soñaba con un “mercado común hemisférico, con libre comercio y fronteras abiertas”, pese a que en la campaña hizo todo lo que estuvo en sus manos para arrimarse a los sindicatos.
Relacionado:  Manifestantes se enfrentan con arcos y flechas contra la Policía en Hong Kong
Relacionado:  China advierte a EE. UU. que tomará fuertes medidas por intromisión en asuntos de Hong Kong

La culpa es de… ¿Rusia?

En medio de toda la turbulencia por las publicaciones, Clinton se defendió y culpó a Rusia de estar detrás de las filtraciones con el presunto objetivo de favorecer a Trump.

Por su lado, el exembajador británico en Uzbekistán y activista de WikiLeaks, Craig Murray, confirmó en diciembre de 2016 que la fuente tuvo acceso legal a las informaciones reveladas, por lo que no se trataba de datos “hackeados” sino de “filtraciones desde dentro”.

“No entiendo por qué diría la CIA que la información llegó de ‘hackers’ rusos, cuando debería saber que no es verdad”, cuestionó en ese momento.

El servidor privado funcionaba en la casa de los Clinton. Foto: BBC Mundo.

Ese caso de la supuesta “intervención” de Moscú en las elecciones sigue dando tela que cortar en 2019.

La denuncia por la denominada “trama rusa” derivó en una investigación que lideró el fiscal especial Robert Mueller, quien el pasado 22 de marzo entregó su informe completo al fiscal general, William Barr, después de casi dos años de pesquisa.

Hasta la fecha, solo se ha divulgado una carta dirigida al Congreso en la que el fiscal especial asegura que no se encontraron pruebas de que Trump o su equipo conspiraran con Rusia durante la campaña electoral de 2016.

Por ahora, todo EE. UU. está a la espera de que se publique el documento completo, porque de ello depende incluso que se abra un juicio político contra Trump.

Está en todo los sentidos incapacitado para ser presidente de Estados Unidos ¿Es suficiente delito para una destitución? Bueno, depende de lo que veamos en el informe. Establecí una barrera muy alta para el juicio político porque creo que es muy divisivo en el país y uno de nuestros propósitos es unificarnos”, informó la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, la semana pasada.

Óptica WikiLeaks (II): El video que reveló ataques de EE. UU. contra civiles en Irak

Óptica Wikileaks (I): EE. UU. espió a Francia en busca de secretos comerciales de Europa

Comentarios

Necesitamos de tu apoyo!

Por el periodismo comprometido con el medio ambiente y los movimientos sociales de Latino América y el mundo.

Tu donación es fundamental para mantener el equilibrio informativo y para que podamos seguir haciendo mejor periodismo en bien de nuestra sociedad.

¿Por qué necesitamos de tu aporte?
  • Tu donación ayuda a un equipo de más de 30 personas puedan concentrarse en generar contenido de calidad y siempre a favor de los pueblos.
  • Permites que tengamos un sitio web sin sobrecarga de anuncios publicitarios. Queremos evitar al máximo la aparición de marcas y que nuestro contenido siga siendo siempre libre.
  • Ayudas a que las luchas de grupos medioambientalistas, pueblos originarios y organizaciones sociales tengan siempre un espacio con oportuna y amplia cobertura noticiosa.

Apóyanos y obtén tu ciudadanía :)

   Conocer más >
4,279,328FansMe gusta
299,820SeguidoresSeguir
343,531SeguidoresSeguir
17,000SuscriptoresSuscribirte

Edición Impresa El Ciudadano

Los Más Leídos

“Esto es una dictadura y nos están matando”. Cinco muertos por...

La presidenta de facto de Bolivia, Jeanine Áñez, dijo en la mañana de este viernes que implementaría "medidas constitucionales" para frenar a supuestos "grupos subversivos...