Papa acepta renuncia de obispo acusado de encubrir casos de pederastia

El papa Francisco dio este viernes 17 de mayo un paso que está a tono con el compromiso que asumió este año de hacer justicia con los casos de abusos sexuales en la Iglesia Católica.

La declaración del Pontífice se dio, en parte, por la presión que ha significado la avalancha de denuncias por los delitos que cometieron sacerdotes en distintos países del mundo.

Uno de ellos, Vilson Dias de Oliveira, obispo de la localidad de Limeira, en Sao Paulo de Brasil, presentó su renuncia y este viernes la Santa Sede anunció en un comunicado que el Papa la aceptó.

El obispo de la nación sudamericana dijo que la denuncia es un ataque contra la Iglesia. Foto Web.

Sobre el prelado de 60 años pesa una investigación porque se sospecha que encubrió abusos sexuales del sacerdote Pedro Leandro Ricardo y por los delitos de extorsión y enriquecimiento ilícito, reseñó AFP.

Uno de los párrocos dio su testimonio y dijo que Dias de Oliveira lo presionó para que
«donara» dinero para su uso personal.

En la misiva que dirigió a la Santa Sede, el obispo brasileño dijo que la investigación representa un ataque «contra la Iglesia de Limeria», contra su persona y contra otras parroquias.

Defendió su decisión de renunciar ¨por el bien de la diócesis y para que la labor pastoral pueda seguir su curso¨.

Se acumulan miles de denuncias sobre la actuación de los sacerdotes. Foto Web.

A mediados de febrero de este año, el papa Francisco prometió tomar «acciones concretas» para acabar con el abuso sexual a menores dentro de la Iglesia Católica, incluyendo llevar ante la Justicia a los presbíteros que hayan cometido este tipo de delitos, refirió BBC Mundo.

«Lo inhumano de este fenómeno extendido por el mundo entero es incluso más serio y más escandaloso en la Iglesia, porque contrasta con su autoridad moral y credibilidad ética», manifestó.

Asimismo, agregó que «la persona consagrada, escogida por Dios para guiar las almas hacia la salvación, se ha dejado subyugar por su propia enfermedad, para convertirse en una herramienta de Satanás. En los abusos, vemos la mano del mal que no reconoce ni siquiera la inocencia de los niños«.

4,200,479FansMe gusta
127,861SeguidoresSeguir
289,493SeguidoresSeguir
16,404SuscriptoresSuscribirte

Más Leídos

Edición Impresa El Ciudadano