Policía que mató a George Floyd podría recibir una pensión de 1 millón de dólares

Derek Chauvin podría ser elegible para recibir pagos por un monto de 50.000 dólares al año o más si decide comenzar a recibirlos a los 55 años. Los beneficios podrían extenderse a 1,5 millones de dólares o más en un período de 30 años.

Derek Chauvin, el exoficial de policía de Minneapolis acusado de matar al afroestadounidense George Floyd, todavía es elegible para recibir una pensión de más de 1 millón de dólares, incluso si se lo encuentra culpable de los cargos de asesinato.

Una portavoz de la Asociación de Retiro de Empleados Públicos de Minnesota, le explicó a la cadena CNN que independientemente de cómo o por qué un funcionario sea despedido, sigue siendo elegible para beneficios futuros, a menos que pierda los mismos para reembolsar sus contribuciones durante el empleo.

«Ni nuestra Junta ni nuestro personal tienen la discreción de aumentar, disminuir, negar o revocar los beneficios«, aseveró la vocera.

Derek Chauvin, expolicía de Minneapolis, acusado de la muerte de George Floyd. Foto: CNN.

Varios estados permiten la pérdida de pensiones para los empleados condenados por delitos graves, pero Minnesota no es uno de ellos. El fondo de pensiones se financia parcialmente con dinero de los contribuyentes, reseñó RT.

Por tal motivo, Chauvin, de 44 años, podría ser elegible para recibir pagos por un monto de  50.000 dólares al año o más si decide comenzar a recibirlos a los 55 años. Los beneficios podrían extenderse a 1,5 millones de dólares o más en un período de 30 años.

Chauvin fue despedido junto con otros tres policías, Thomas Lane, J.A. Kueng y Tou Thao, que respondieron al incidente en Minneapolis que involucraba a Floyd el 25 de mayo. El afroamericano murió en medio de la detención cuando el oficial le presionó en el cuello con la rodilla por más de ocho minutos, ignorando sus numerosas quejas de que no podía respirar y causando su muerte.

Chauvin afronta cargos de homicidio en segundo grado por la muerte de Floyd. Imagen: Web.

Actualmente, Chauvin afronta cargos de homicidio en segundo grado por la muerte de Floyd y permanece en la cárcel de Oakdale.

Antes de asesinar a Floyd, el agente  fue objeto de 18 quejas presentadas contra él ante la oficina de  Asuntos Internos del Departamento de Policía de Minneapolis.

Sigue leyendo: