Por espionaje parapolicial imputan al exministro del Interior de España

Jorge Fernández Díaz sirvió como titular de Interior durante el primer mandato del presidente Mariano Rajoy, entre 2011 y 2016
Publicado en

España / Mundo

0 0


La Audiencia Nacional confirmó este viernes la imputación del exministro del Interior de España, Jorge Fernández Díaz, en la denominada “pieza Kitchen” del “caso Villarejo”, donde se investiga el uso de estructuras parapoliciales para espiar a personas involucradas en tramas de corrupción de su propia formación política, el conservador Partido Popular.

Según informó la Audiencia Nacional, el juez instructor de la causa cita a Fernández Díaz para declarar como investigado, el próximo 30 de octubre, tras rechazar un recurso presentado por el exministro contra su imputación.

En su recurso, la defensa de Fernández Díaz consideraba que su imputación estaba basada en meras sospechas y conjeturas, negando la autenticidad del presunto intercambio de mensajes con el exsecretario de Estado de Seguridad que le involucran en la causa.

Sin embargo, tanto la Fiscalía como el juez instructor confían en la autenticidad de esos mensajes y mantienen que “existen indicios que claramente le incriminan”.

Jorge Fernández Díaz sirvió como titular de Interior durante el primer mandato del presidente Mariano Rajoy, entre 2011 y 2016, pero no repitió en el cargo los años posteriores, ya que incluso por aquel entonces se encontraba salpicado por distintos escándalos.

Según el sumario de Kitchen, entre 2013 y 2015 se creó un operativo parapolicial para espiar al extesorero del Partido Popular, Luis Bárcenas, una de las piezas claves de la trama de corrupción Gürtel, cuya sentencia propició la caída del Gobierno de Mariano Rajoy en 2018.

El sumario indica que desde altos cargos del Estado se diseñó una operación que consiguió captar como informador al conductor de la esposa de Bárcenas con el objetivo de conocer si el matrimonio disponía de “material comprometedor” sobre la corrupción en el Partido Popular.

De acuerdo con la investigación, el chófer recibió pagos procedentes de fondos reservados del Ministerio del Interior y, además, después recibió una plaza como funcionario en la Policía, lo que según el juez apunta a su relación con altos cargos del departamento.

En el centro de esta causa se sitúa el poderoso excomisario Villarejo, que presuntamente habría encabezado la operación de espionaje.

Villarejo es el pilar de las llamadas “cloacas del Interior”, un entramado de corrupción con tantas ramas que, hasta la fecha, las investigaciones abiertas para conocer sus actividades han dado lugar a la apertura de 25 piezas separadas, siendo Kitchen una de las más relevantes.

Con información de Sputnik

Compártelo

Comentarios