Puerto Rico: independentistas denunciarán ante la ONU el nuevo referéndum de estadidad

Nenadich señaló que nada cambiará en la isla si se convierte en un estado de EE.UU., al poner como ejemplo la asignación de los fondos para la seguridad social de los jubilados, que según sus declaraciones es menor que la que se recibe en el continente

Actualmente Puerto Rico es un Estado Libre Asociado a Estados Unidos (EE.UU) y los activistas del autoproclamado gobierno del Estado Nacional Soberano de Borinken (ENSB), denunciarán ante la Organizacion de Naciones Unidas (ONU), la iniciativa de celebrar un plebiscito no vinculante sobre la posible incorporación de la isla a Estados Unidos (EE.UU.) como un estado, informó a Sputnik su presidente, Ramón Nenadich.

El sábado pasado, la gobernadora de Puerto Rico, Wanda Vázquez Garced, anunció que la isla celebrará el 3 de noviembre un referéndum en el que se decidirá si quieren incorporarse a EE.UU. como estado.

«Denunciamos que es un error absoluto y presentaremos esa denuncia ante el Comité de Descolonización de las Naciones Unidas», comentó Nenadich en torno a la iniciativa del referéndum.

El activista apuntó que si la isla se convierte en un estado de la nación norteamericana, el impacto económico sería desastroso para la población, al destacar que aunque tendrían más fondos federales, también deberán pagar impuestos, lo que a su juicio causaría «dejar a muchos en dos velas», indicó.

Nenadich señaló que nada cambiará en la isla si se convierte en un estado de EE.UU., al poner como ejemplo la asignación de los fondos para la seguridad social de los jubilados, que según sus declaraciones es menor que la que se recibe en el continente.

El activista destacó que en el territorio hay un grupo de políticos, que catálogó de corruptos, que intentan forzar a la población para lograr ser parte de Estados Unidos, «Si sucede algo como eso, una mayor inestabilidad política será la consecuencia diaria de ese error», subrayó.

El 3  de noviembre los electores deberán responder «sí» o «no» a la pregunta: «¿Debe Puerto Rico ser admitido inmediatamente dentro de la Unión como un Estado?».

Los resultados del plebiscito no son vinculantes y puede que EE.UU. no los acepte, reseña la nota de Sputnik.

La isla ya ha celebrado varios referéndums de estadidad, el más reciente en junio de 2017, cuando el 97 por ciento de los electores votó a favor de que Puerto Rico se convirtiera en el 51 estado del país norteamericano, pero la consulta contó con una participación del 23 por ciento, afluencia muy por debajo de los referéndums anteriores. Entonces el Departamento de Justicia no apoyó celebrar una votación correspondiente en el Congreso.

Los residentes nacidos en Puerto Rico son automáticamente ciudadanos estadounidenses, pero no pueden votar en las elecciones presidenciales a menos que se muden físicamente a ese país.

Nenadich en reiteradas oportunidades ha explicado a los medios que la denominación de lo que catalogan como un Gobierno provisional, Borinken, era el nombre indígena de Puerto Rico antes de la colonización española y su posterior dominio por parte de EE.UU., desde la guerra de 1898, cuando pasó a convertirse en un Estado Libre Asociado.

Con información de Sputnik y la BBC

Continúa leyendo