Registran 36.000 denuncias de abusos sexuales contra inmigrantes en fronteras EE. UU.

99
Foto: Web

Un informe publicado por el diario mexicano El Universal basado en datos proporcionados por la Organización de Iniciativas Comunitarias para los Migrantes en Confinamiento (CIVIC, por sus siglas en inglés) señala que la Oficina del Visitador General de Estados Unidos registró 36 mil quejas de abusos físicos y sexuales entre enero de 2010 y junio 2016 contra inmigrantes indocumentados.

El documento señala como autores de los hechos a guardias fronterizos de Estados Unidos. Detalla, además que de esa cifra, 15 mil casos corresponden a funcionarios del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas y alrededor de 10 mil a la patrulla fronteriza.

Los acosos físicos y sexuales se realizaron en los centros de detención, instalados en la frontera estadounidense-mexicana, precisa el informe.

Registran 36.000 denuncias de abusos sexuales contra inmigrantes en fronteras EE.UU.
Foto: Web

Algunos testimonios

“A mí me abusaron en un centro de detención en Texas (…) Lo que no me hicieron en el viaje desde Honduras y México me lo hicieron aquí” en EE.UU., afirmó Rosa, inmigrante hondureña de 26 años. La joven tenía entonces 16 años cuando sufrió abusos físicos y sexuales en tres o cuatro ocasiones.

Mientras que la salvadoreña Laura Monterroza cuenta que cuando estuvo en un centro de detención, también en Texas, trató de suicidarse después de ser torturada psicológicamente por los agentes fronterizos porque había denunciado un caso de abuso sexual.

Registran 36.000 denuncias de abusos sexuales contra inmigrantes en fronteras EE.UU.
Foto: Web

Situación de vulnerabilidad

La agencias de noticias independiente ProPublica dio a conocer un reporte en el que se indica que desde el año 2014 la Policía respondió a no menos de 125 llamadas sobre delitos sexuales en albergues que hospedan principalmente a inmigrantes menores.

El senador estadounidense Richard Durbin, por su parte, pidió a la agencia humanitaria Heartland Alliance de Chicago que inicien una investigación sobre actos lascivos cometidos en algunos de los refugios destinados a niños separados de sus progenitores como resultado de la política de “Tolerancia Cero” de la Administración estadounidense, presidida por Donald Trump.

Relacionado:  Neowise: el cometa “más brillante de los últimos siete años” podría observarse a simple vista desde la Tierra

 

EE. UU. solo ha reunido a 450 niños migrantes con sus padres