Se tambalea el gobierno de la británica Theresa May

El gobierno de la primera ministra británica Theresa May vive horas difíciles, luego de la renuncia en menos de 48 horas de dos de sus ministros más importantes. La salida del Reino Unido de la Unión Europea se ha convertido en el principal escollo de la Mandataria.

Este lunes, May señaló que la propuesta para una futura relación comercial con la Unión Europea (UE) que puso sobre la mesa el pasado viernes, es cuestionada por sus críticos como una salida «suave».

Por ello, dos piezas claves perdió May para sostener la cohesión de su gobierno, una de ellas el ministro de Exteriores, el conservador Boris Johnson, quien dimitió este lunes. Horas antes había renunciado el ministro para el Brexit, David Davis.

«Este mediodía, la primera ministra ha aceptado la renuncia de Boris Johnson como ministro de Exteriores», señaló un portavoz de Downing Street en un escueto comunicado. La nota agrega que May «agradece a Boris su trabajo» al frente del Foreign Office, del que tomó las rindas en julio de 2016, menos de un mes después del referéndum en el que el 51,9% de los votantes se pronunció a favor de abandonar la UE.

Johnson, quien fue alcalde de Londres entre 2008 y 2016, fue una de las caras más visibles de la campaña favorable al Brexit antes de aquel plebiscito. El hasta ahora responsable de Exteriores criticó la semana pasada el plan de May de formar un «área de libre comercio» con la UE tras el Brexit.

Según reveló la cadena BBC, durante un encuentro a puerta cerrada, Johnson argumentó que el plan de May convertiría al Reino Unido en un «Estado vasallo», al comprometerse a cumplir el «libro de normas» comunitario en cuanto al comercio de bienes, a pesar de estar ya fuera del bloque comunitario.

La primera ministra May no piensa en la dimisión

May se tambalea, pero no piensa en caer

Según la agencia rusa Sputnik, portavoces de Downing Street (sede de gobierno) reafirmaron la intención de la Primera Ministra de mantenerse en su cargo y hacer frente a la creciente rebelión en las filas conservadoras, según coinciden periodistas británicos en Twitter.

Un desafío al liderazgo de May requiere el apoyo por escrito de 48 diputados del Partido Conservador. El proceso lo supervisa sir Graham Brady, presidente del poderoso Comité 1922, que controla al grupo parlamentario. Este mecanismo se activó por última vez en 2003 contra el entonces líder tory, Iain Duncan Smith, quien perdió la contienda.

La Premier tenía previsto publicar el Libro Blanco del Brexit —con la posición británica respecto al mercado único, la unión aduanera y la situación de la frontera en Irlanda, entre otros puntos contenciosos— el 12 de julio.

Sin embargo, la anticipada hoja de ruta de la negociación del Brexit podría retrasarse de nuevo ante la crisis de Gobierno que acorrala a la dirigente conservadora. El panorama no será fácil para May, ya que mientras los conservadores se complican, sus rivales laboristas crecen en popularidad bajo el liderazgo de Jeremy Corbyn.

4,204,569FansMe gusta
128,994SeguidoresSeguir
289,441SeguidoresSeguir
16,409SuscriptoresSuscribirte

Más Leídos

Edición Impresa El Ciudadano