A futuro

Sequía obliga a una matanza masiva de ganado en EE. UU.

La matanza de ganado es alta en todo el país, lo que aumenta temporalmente la oferta pero presagia una oferta más limitada en los próximos años

Por Anais Lucena

24/08/2022

0 0


Con casi todo Texas en sequía, los ganaderos están enviando cada vez más ganado al matadero, una tendencia que probablemente aumente los precios de la carne a largo plazo debido a la disminución de la oferta de la región ganadera más grande de Estados Unidos.

Desde mediados de julio, más del 93% de Texas ha estado en sequía, según el Monitor de sequía de los Estados Unidos. A mediados de agosto, más del 26 % de Texas se encontraba en el nivel más alto, caracterizado por la pérdida generalizada de pastos y cultivos, así como por la escasez de agua.

Si bien las condiciones son especialmente graves en Texas, alrededor del 54% de todo el ganado de los EE. UU. sufría algún tipo de sequía el 16 de agosto, frente al 36% del año anterior. La matanza de ganado es alta en todo el país, lo que aumenta temporalmente la oferta pero presagia una oferta más limitada en los próximos años.

Paul Craycraft, copropietario de East Texas Livestock Auction en Crockett, dijo que los pastos secos están privando al ganado de una importante fuente de alimento, al mismo tiempo que hace que sea más costoso para los ganaderos complementar la dieta de sus rebaños con heno y alimento.

«Hemos tenido no sé cuántos días de 100 grados (38 C) y se puede ver aquí, ya sabes, la hierba se ha ido», dijo Craycraft. «Las vacas están empezando a perder peso. Las vacas están débiles porque no hay proteínas. Así que nos estamos deshaciendo de muchas vacas».

Alrededor del 75% de las vacas vendidas en subastas en los últimos dos meses han sido enviadas al matadero, dijo Craycraft, un aumento del 30% al 40% en años normales.

Wesley Ratcliff, fundador de Caney Creek Ranch en Oakwood, dijo que comenzó temprano a vender 50 de sus 500 vacas este año a medida que empeoraba la sequía.

«Eran vacas mamá mayores y podrían haber ido y tener otro bebé para nosotros», dijo Ratcliff. «Pero en lugar de esperar a que tuvieran otro bebé, los enviamos a la fábrica de carne».

El economista agrícola de la Universidad de Texas A&M, David Anderson, dijo que los consumidores pueden esperar precios más altos a largo plazo debido a lo que está sucediendo en Texas, que según el Departamento de Agricultura de EE. UU. tiene más de 4,5 millones de vacas de carne, o el 14% del inventario de EE. UU.

«Habrá presión para precios más altos, precios más altos para el ganado, precios más altos para la carne de res durante los próximos años a medida que se sientan los efectos», dijo Anderson. «Vamos a enfrentar suministros más ajustados de carne de res. Y suministros más ajustados de carne de res, sin nada más que hacer, significa precios más altos».

Fuente: Reuters 

Síguenos y suscríbete a nuestras publicaciones

Comparte ✌️

Relacionados

Comenta 💬