La investigación sobre las denuncias de agresión sexual contra el fundador de WikiLeaks fue reabierta

Suecia pide orden de arresto contra Julián Assange

Si el tribunal decide arrestar al ciberactivista, la Fiscalía emitirá una orden de arresto europea en la que se solicitará la extradición de Assange del Reino Unido a Suecia


La fiscal general adjunta de Suecia, Eva-Marie Persson, solicitó este lunes al Tribunal del Distrito de Uppsala una orden de arresto en relación con el fundador de WikiLeaks, Julian Assange, con vistas a su posible extradición desde el Reino Unido.

«Solicito al Tribunal del Distrito que detenga a Assange en rebeldía, para una probable causa de sospecha de violación (delito de menor gravedad). Si el tribunal decide arrestarlo, emitiré una orden de arresto europea concerniente a su entrega a Suecia», cita la fiscalía a Eva-Marie Persson.

En el supuesto conflicto entre una orden de detención europea y una solicitud de extradición por parte de EE. UU., según la fiscal adjunta, las autoridades británicas decidirán el orden de prioridad.

«El resultado de este proceso es imposible de predecir. Sin embargo, en mi opinión, el caso sueco puede seguir adelante simultáneamente con los procedimientos en el Reino Unido», dijo Persson.

La investigación sobre las denuncias de agresión sexual contra el fundador de WikiLeaks fue reabierta por la Fiscalía de Suecia el 13 de mayo. Entonces, Persson detalló que en caso de que el activista australiano sea extraditado a Suecia, Estocolmo no podrá enviarlo a un tercer país.

Actualmente, Assange se encuentra preso en la prisión de Belmarsh, en el sudeste de Londres (Reino Unido). La Corte de la Corona de Southwark en Londres, le condenó a 50 semanas de cárcel por las violaciones de los términos de libertad condicional que cometió tras asilarse en la Embajada de Ecuador en el Reino Unido.

En 2012, Assange se refugió en la sede diplomática ecuatoriana en Londres tras perder todas las apelaciones contra la extradición que el Reino Unido se aprestaba a cumplir, accediendo al pedido de la Fiscalía sueca que lo requería para investigarlo por presuntos delitos sexuales.

El ciberactivista rechazaba su extradición alegando que Suecia lo entregaría a EE. UU., donde podía enfrentar la pena capital por haber publicado miles de documentos secretos sobre las operaciones del Ejército estadounidense en Irak y Afganistán.

Continúa leyendo…

4,225,191FansMe gusta
143,728SeguidoresSeguir
288,923SeguidoresSeguir
16,465SuscriptoresSuscribirte

Más Leídos

Los Ríos: Pobladores del fundo Arquilhue exigen apertura de ruta cerrada...

Los ex trabajadores y trabajadoras del Complejo Forestal y Maderero Panguipulli, particulamente los del fundo Arquilhue en la comuna de Futrono, se...
- Advertisment -

Edición Impresa El Ciudadano

- Advertisment -