UE ofrece 2.000 euros a los refugiados en Grecia para que se vayan a sus países

El plan de la Comisión implicará a solo 5.000 de las 40.000 personas hacinadas en las islas griegas

La Unión Europea  (UE) está empeñada en conseguir la salida de los 40.000 refugiados que se encuentran en los centros de recepción instalados en Grecia, bien sea reubicando menores en otros países europeos o incentivando con dinero el retorno voluntario a sus lugares de origen.

Durante una visita  a las islas griegas la comisaria europea de Interior, Ylva Johansson, anunció un programa temporal para pagar  2.000 euros a cada refugiado que acepte una repatriación voluntaria.

“Es una oportunidad que estará abierta un mes,  para aliviar un poco la presión en las islas y las personas que están en los campamentos”, dijo la comisaria, especificando que se podrán participar los migrantes que hayan llegado a las islas antes del 1 de enero de este año.

Según explicó, el programa, en el que participan la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y Frontex, puede acoger a 5.000 refugiados, tal y como reseñó La Vanguardia.

Los refugiados se encuentran hacinados en los campos instalados en Grecia. Foto: AP.

Se estima que más de 30.000 refugiados y migrantes viven hacinados y en condiciones lamentables  solo en los campos de refugiados de Lesbos.

Desde hace tres años, el bloque europeo  ha puesto en marcha un programa para incentivar los retornos voluntarios con una ayuda de 750 euros de aquellos migrantes que se inscriben. Y hasta la fecha un total de 18.000 personas se han beneficiado de estas ayudas. Ahora Johansson espera que duplicando esta cifra, alrededor de 5.000 migrantes que llegaron a la isla de Moira antes de 2020, acepten voluntariamente regresar a sus países de origen.

Adicionalmente,  la comisaria dio cifras sobre el número de menores no acompañados que podrán reubicarse en otros países e informó que  serán 1.600 los que por el momento se trasladarán a siete países europeos que se han prestado voluntariamente a acogerlos.

Adelantó que estos países son Alemania, Portugal, Francia, Irlanda, Luxemburgo, Croacia y Finlandia, aunque no especificó cuántos menores acogerá cada uno de ellos.

De estas maner   se conseguirá la repatriación de una parte de los 5.000 niños y menores sin acompañantes refugiados en las islas griegas.

“Es un buen comienzo”, dijo la comisaria europea, quien anunció  que en mayo tendrá lugar una conferencia en Grecia para abordar la situación de los niños y adolescentes migrantes y conseguir apoyo para ellos.

Resultado de imagen de migrantes euros grecia
El 28 de febrero, Recep Tayyip Erdogan dio el visto bueno a la apertura de la frontera turca de Edirne, localidad limítrofe con Grecia.  Foto: Emol.

Crisis de refugiados

Miles de refugiados de los millones que se encuentran en Turquía han intentado entrar en la Unión Europea a través de la frontera con Grecia, después de que el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, anunciara a finales de febrero que dejaría de impedir que migrantes y refugiados accedieran al viejo continente.

Ante esta decisión, el primer ministro de Grecia, el conservador Kyriakos Mitsotakis, respondió suspendiendo el derecho de asilo durante un mes y tratando de expulsarde de su país a quienes hayan entrado «de forma irregular».

Mitsokakis desplegó policías antidisturbios y guardias de fronteras que con métodos brutales han intentado evitar que los refugiados puedan entrar en territorio heleno.

Grecia ha reprimido y agredido a los migrantes que intentan entrar a su territorio. Foto: El Español.

Lo más alarmante de la situación es que los miembros de la UE decidieron respaldar la política migratoria de mano dura de  Mitsotakis, sin importar el destino y condiciones de los refugiados, que en su mayoría son sirios, iraquíes y afganos que huyen de la violencia y el conflicto.

Ante este panorama, Erdogan anunció que seguirá presionando a los líderes europeos manteniendo sus fronteras abiertas hasta que se cumplan todas sus exigencias.

 Ankara se queja de que la UE no ha cumplido su parte del acuerdo migratorio de 2016, ni ha hecho el esfuerzo de liberar los visados Schengen para ciudadanos de su país, ni ha aportado los 6.000 millones de euros prometidos a su gobierno para proyectos de ayuda a los refugiados.

Erdogan advirtió que Turquía mantendrá abiertas sus fronteras hacia Europa hasta obtener una respuesta «concreta» de la UE. «Queremos libertad de movimientos, una actualización de nuestro acuerdo comercial y una mejor asistencia financiera», reivindicó el mandatario turco.

«Disparar y lanzar bombas de gas lacrimógeno contra gente inocente es bárbaro. Nadie dice nada en Europa contra las autoridades griegas, que roban a los migrantes y cometen crímenes contra la humanidad», agregó Erdogan, quien comparó la actitud de las autoridades griegas «con lo que hacían los nazis».

Sigue leyendo:


¿Disfrutaste este artículo? Déjanos una propina

Compártelo

Comentarios