Violencia en EE.UU.: Investigan muerte de afroamericano con enfermedad mental a manos de policías

Un video muestra cómo los agentes, cuyas identidades no se revelan, le piden al joven durante varios minutos que se acerque a la puerta y luego le aplican una pistola paralizante, haciendo que el muchacho caiga al suelo.

El Departamento de Justicia de EE.UU. está investigando la muerte de un hombre afroamericano que padecía una enfermedad mental, hecho ocurrido en una cárcel de Carolina del Sur el 5 de enero, después que dos agentes usaran repetidamente pistolas paralizantes contra él, mientras intentaban sacarlo de su celda para que compareciera en una audiencia de fianza.

Según su familia y abogados, Jamal Sutherland, de 31 años, sufría trastorno bipolar y esquizofrenia y había estado en una clínica de atención de salud conductual antes de recalar en el centro de detención del sheriff Al Cannon en North Charleston a raíz de verse envuelto en una pelea en ese centro, recogen medios locales. 

La oficina de la sheriff del condado de Charleston, Kristin Graziano, publicó este jueves horas de imágenes de las cámaras corporales de los policías a petición de la familia de Sutherland, que exige que se despida a los agentes involucrados.

Las inquietantes imágenes muestran cómo los agentes —cuyas identidades no se revelan— le piden a Jamal durante varios minutos que se acerque a la puerta, antes de que uno de ellos le aplique una pistola paralizante, haciendo que el preso caiga al suelo. Los agentes le ordenan que se acerque a la puerta y, cuando Sutherland asegura que no puede levantarse, le dicen que se deslice. 

Cuando Sutherland llega a la puerta, un agente intenta esposarlo al grito de: «¡No te resistas!». Mientras permanece en el suelo, un oficial lo aturde repetidamente, mientras otro se arrodilla sobre su espalda. Se puede escuchar a Sutherland gritar y decir en determinado momento que «no puede respirar».

Luego trasladan al hombre a una silla y una trabajadora médica le revisa el pulso a Sutherland, que parece no responder. Los ayudantes del sheriff lo devuelven al suelo, después de lo cual llega más personal médico que le realiza compresiones torácicas.

El forense del condado de Charleston, Bobbi Jo O’Nealla dijo que la causa de la muerte de Sutherland fue «estado de excitación con efecto farmacoterapéutico adverso durante el proceso subdual». La investigación del incidente «permanece abierta y aún está activa», indicó la oficina del forense.

«Nadie para hablar con él con compasión»

«La enfermedad mental no le da a nadie el derecho a poner sus manos sobre mi hijo», aseguró por su parte Amy Sutherland, la madre del fallecido, agregando que «Jamal puede que fuera un enfermo mental, pero era brillante».

James Sutherland, el padre de Jamal, exigió que se despida a los involucrados, y resaltó que su hijo «ya estaba asustado y confundido por la situación y no había nadie allí para hablar con él con compasión, tratar de razonar con él y de hacerle saber lo que estaba pasando».

El alcalde de Charleston, John Tecklenburg, calificó las imágenes de «horribles». «Jamal Sutherland merecía el tratamiento de salud mental que buscaba», subrayó. «¿Qué razón podría haber para el trato que recibió Jamal? Mi mente no puede encontrar una», añadió.

Otras noticias de interés:

Compártelo

Comentarios