Crece la tensión entre el Gobierno y los sindicatos uruguayos

Un prolongado conflicto que enfrenta al Gobierno y a varios sindicatos del país ha ido en aumento pese a que ambas partes esperaban una pronta solución dialogada

Uruguay

Un prolongado conflicto que enfrenta al Gobierno y a varios sindicatos del país ha ido en aumento pese a que ambas partes esperaban una pronta solución dialogada.

Los sindicatos de la enseñanza pública, con la adhesión ahora de los docentes de escuelas privadas, vienen exigiendo mejoras salariales y laborales en vísperas de la presentación por el Gobierno del Presupuesto Nacional Quinquenal.

Pese a que hubo varias instancias de negociación, los sindicatos de la educación insistieron en no laborar prácticamente toda esta semana.

El Gobierno, por su parte, impuso un decreto de «esencialidad» laboral, que los obliga a trabajar a partir de hoy mismo, alegando el derecho de los estudiantes a recibir clases.

El conflicto escaló en varios momentos, con manifestaciones callejeras y la toma de algunas escuelas, dentro y fuera de Montevideo. Las más altas autoridades, incluidos el presidente Tabaré Vázquez y el vicepresidente Raúl Sendic, intentaron dialogar con los manifestantes, pero fueron rechazados.

La central obrera uruguaya, PIT-CNT intervino en todo momento y hoy parecía que iba a haber un acuerdo: la simultánea suspensión de los paros y del decreto anti-huelga, para facilitar un espacio de diálogo.

Sin embargo, no prosperó esta variante y, en asambleas masivas, los sindicatos de la enseñanza ratificaron los paros y desacataron el decreto de esencialidad.

Luego, la Mesa Representativa del PIT-CNT, decidió convocar a un paro parcial este jueves contra la esencialidad.

Su secretario general, Marcelo Abdala, subrayó que se rechazó el decreto de esencialidad porque «implica la prohibición de un conjunto de libertades democráticas y, en particular, el derecho de huelga para los trabajadores de la enseñanza«.

Agregó que el PIT-CNT también estudia jurídicamente el decreto de esencialidad para demostrar su ilegalidad y no descarta llevar la denuncia a la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Abdala insistió al mismo tiempo en la necesidad de que los sindicatos de la educación acepten la fórmula por la cual se levantan simultáneamente la medida de esencialidad y las medidas sindicales.

Los sindicatos también se sumarán en la tarde de este viernes a una movilización de la Federación de Estudiantes Universitarios del Uruguay (FEUU) con asambleas en todos los centros laborales.

Compártelo

Comentarios