España:

Disturbios en Barcelona por desalojo del centro social Can Vies

El centro social Can Vies de Barcelona, desalojado este lunes por la policía luego de 17 años de funcionamiento, ha comenzado a ser derribado minutos después de acabar la operación policial, en la que doce jóvenes han sido sacados a la fuerza del interior de la casa en donde seis de ellos se atrincheraron y encadenaron.

14011350523824-galc3Las fuerzas policiales dieron por terminado el desalojo del centro social autogestionado de Can VIes, en el barrio de Sants a las 19 hrs de ayer lunes, luego de conseguir sacar de la vivienda a los 12 jóvenes en donde uno de ellos se encadeno en una pared de hormigón protegida por otra construida con botellas de butano para ser difundido por los propios jóvenes.

Tras el desalojo, se han producido enfrentamientos entre los agentes y grupos de jóvenes después de terminar las manifestaciones en el barrio de Sants, dos jóvenes han sido detenidos durante estos disturbios. Durante las protestas se han incendiado contenedores y se han destruido bancos.

La policía entró al centro de la ciudad pasadas las 13 hrs de ayer con varias furgonetas de la Brigada Móvil  y un helicóptero para cortar las calles vecinas al edificio en el distrito de Sants-Montjuic. A las 16 hrs cerca de una quincena de personas al interior del centro, advirtieron que pensaban ofrecer resistencia y que tenían intención de dificultar el desalojo, según información publicada por el diario digital Vilaweb.

Datos policiales, revelaron además de un fuerte desalojo de la casa, ubicada junto a las vías del tren en Sants, afirmaron que no se produjeron detenciones, pero que todos fueron identificados y seis de los doce desalojados fueron acusado de un delito de desobediencia por ofrecer resistencia activa al desalojo.

Desde abril que el centro social tenía amenazas de desalojo por orden judicial, pero la orden se aplazó hasta finales de mayo con el fin de alcanzar un acuerdo con el Ayuntamiento que finalmente no se concretó. Can Vies rechazó hace dos semanas una propuesta al Ayuntamiento de abandonar voluntariamente el edificio para permitir su adecuación y firmar posteriormente el acuerdo de préstamo del espacio para continuar sus actividades junto a otras entidades del distrito.

El desalojo de este centro ha recibido duras críticas de diversos grupos, entre los que se cuentan la Candidatura de Unidad Popular (CUP) y la Federación de Asociaciones de Vecinos de Barcelona (FAVB).

14011350974685-galc3


Comparte 👍

Comenta 💬