Francia: Desalojan las protestas de la Nuit Debout de la plaza de la República

Los indignados franceses aseguraron que retomarán la plaza para pasar su 12º noche de movilizaciones en contra de la Reforma Laboral del Ejecutivo de Hollande.

nuit debout_francia

La Policía evacuó este lunes por la mañana la plaza de la República, donde los manifestantes permanecían por undécima noche consecutiva en el marco de la campaña de protestas Nuit debout (Noche en pie).

nuit debout_francia

En torno a las 6.00 horas de este lunes, agentes de las CRS de la Policía francesa pidieron a los manifestantes que permanecían en la plaza de la República que abandonaran el lugar. Un centenar de agentes se encargaron de desalojar el recinto, una evacuación que se desarrolló, según el rotativo, «en calma». Además, la Policía procedió a desmantelar el campamento que habían instalado los manifestantes en la plaza.

Según el rotativo galo Les Echos, la ocupación de la plaza podría retomarse durante la tarde del lunes con la vuelta de los manifestantes a la plaza, tal y como muchos de ellos aseguraron.

La evacuación de este lunes llegó tras los incidentes registrados en la noche del pasado sábado, que llevaron a representantes políticos locales de izquierda y de derecha a solicitar el desalojo.

Cientos de manifestantes decidieron el sábado, en torno a las once de la noche, abandonar la protesta contra la reforma laboral mantenida desde el 31 de marzo bajo el lema Nuit debout para trasladarse a la calle Keller, en el distrito 11 de la capital, donde se encuentra la vivienda del primer ministro, Manuel Valls.

Durante cerca de una hora, el barrio al completo quedó bloqueado, con un importante despliegue de fuerzas de seguridad. Los agentes utilizaron gases lacrimógenos para evitar el avance de la multitud. Un grupo de personas lanzó proyectiles a los agentes, si bien la mayor parte de los asistentes estaba visiblemente descontento y desaprobaba este tipo de actos violentos.

Concentrados contra la Reforma Laboral

Los indignados franceses comenzaron a concentrarse tras la manifestación del pasado 31 de marzo en contra de la reforma laboral que propone el Gobierno de Hollande. Junto con esta lucha, se sumaron otras como la de los migrantes, los «sin papeles», los trabajadores precarizados, etc.

Las medidas antisociales inesperadas que ha aplicado el Ejecutivo de François Hollande llegan a su punto máximo con la Ley del Trabajo presentada por la ministra Myriam El Khomri el 18 de febrero pasado. Ésta sigue las recomendaciones del Medef, la patronal que agrupa a las empresas más importantes.

La normativa pretende acabar con una ley laboral que consideran demasiado protectora para las trabajadoras y pretenden dar un giro en las medidas para favorecer a la patronal, que tendría muchas más facilidades para despedir a los trabajadores.

Además, la reforma pretende facilitar la contratación de corta duración y allanar el camino al empresario para que pueda reducir el salario o aumentar el horario laboral sin ninguna contrapartida a partir de unas bases salariales establecidas directamente por la empresa.

Fuente: Infolibre


¿Disfrutaste este artículo? Déjanos una propina

Compártelo

Comentarios