Huilliches realizan trawun para abordar impactos negativos de hidroeléctrica de SN Power

Este sábado 27 y domingo 28 de noviembre, diversas comunidades mapuche huilliche de la cuenca del lago Maihue se darán cita en la localidad de Llifen (Futrono), territorio afectado por la posible instalación del proyecto hidroeléctrico Maqueo de la empresa Trayenko (filial de SN Power en Chile)


Este sábado 27 y domingo 28 de noviembre, diversas comunidades mapuche huilliche de la cuenca del lago Maihue se darán cita en la localidad de Llifen (Futrono), territorio afectado por la posible instalación del proyecto hidroeléctrico Maqueo de la empresa Trayenko (filial de SN Power en Chile).

El objetivo es discutir sobre los impactos negativos que trae consigo la instalación del megaproyecto de la multinacional noruega, situación que preocupa a las comunidades de la zona cordillerana que han decidido organizar este encuentro.

El Trawun (encuentro) es convocado por un número importante de comunidades mapuche de las comunas de Futrono y Lago Ranco, quienes han decidido reunirse debido a la preocupación por la afectación a sus territorios, derivado de la instalación de la Central Maqueo en la zona.

Con la realización de este trawun, las comunidades de la cuenca del lago Maihue buscan intercambiar información y opiniones sobre los alcances de este megaproyecto hidroeléctrico, además de coordinar acciones con los distintos dirigentes y actores sociales de la región de Los Ríos para poder manifestar su rechazo al proyecto hidroeléctrico de SN Power.

Elsa Panguilef, presidenta de la comunidad de Rupumeika bajo, aclaró que “este trawun es para discutir acerca de los impactos socioambientales del megaproyecto Maqueo de SN Power, que se pretende instalar en nuestras comunidades”, así como “dar a conocer públicamente nuestro rechazo al proyecto, hablar entre las comunidades y tomar distintos acuerdos sobre cómo vamos a enfrentar esta situación”, recalcó.

Según la dirigente, hoy existe gran preocupación por parte las comunidades mapuche de Lago Ranco y Futrono, debido a los impactos sociales, culturales y ambientales que trae consigo el megaproyecto hidroeléctrico de SN Power. “Por eso hemos decidido convocar a este trawun”, explicó Panguilef.

Las comunidades manifiestan además su molestia por las situaciones que se han venido dando desde la llegada de la empresa en la zona, y las consecuencias futuras que produciría. E hizo un llamado a la ciudadanía de la Región de Los Ríos a acercarse hasta el sector de Llifén para recoger información relacionada al proyecto hidroeléctrico de Trayenko SN Power y a conocer cuál es la opinión de las comunidades frente a su posible construcción.

Por su parte, Blaise Pantel, coordinador del Programa de Derechos Indígenas del Observatorio Ciudadano, valoró la iniciativa, pues a su juicio “es fundamental que las comunidades mapuche que se verán afectadas por la posible instalación de este megaproyecto hidroeléctrico puedan reunirse, compartir informaciones y debatir sobre el futuro de su territorio, considerando que no hay otras instancias de diálogo”, manifestó.

Pantel destacó también la importancia de que se visibilice la opinión de las comunidades, y que esta pueda ser difundida para que sea conocida, ya que a pesar de que está vigente el Convenio 169 de la OIT en nuestro país, “no existe un procedimiento de consulta que se ajuste a dicha norma”, y que por tanto se ajuste a los estándares que impone este tratado internacional ratificado por Chile: El deber de consultar a los pueblos indígenas ante medidas administrativas o legislativas que puedan afectarles. Sin embargo, “el Sistema de Evaluación Ambiental, a pesar de su reforma institucional, no da garantía alguna para las comunidades que verán sus derechos territoriales, económicos, sociales y culturales vulnerados”, manifestó.

Finalmente, Pantel destacó la presión energética que recae sobre los territorios indígenas donde se ubican importantes recursos naturales, como el agua, ello “con el aval de las autoridades regionales y nacionales. Es inadmisible que el costo del supuesto desarrollo lo sigan pagando las comunidades locales, con beneficios casi nulos para ellas. Un proyecto hidroeléctrico como el de Maqueo quiere implementar, tiende a condenar un territorio a un modelo de sub-desarrollo, sin perspectivas algunas para un futuro mejor”, concluyó Blaise Pantel.

Por José Luis Vargas

Observatorio Ciudadano

Síguenos y suscríbete a nuestras publicaciones

Comparte ✌️

Relacionados

Comenta 💬