Jóvenes de todo Chile ayudan a levantar las zonas más afectadas de Copiapó

atacama2

Días intensos en la capital de Atacama viven los más de doscientos jóvenes procedentes de todo chile que llegaron hasta Copiapó luego de la catástrofe que sacudió a la región y que dejó a más de 20 mil personas damnificadas, poblaciones enteras bajo el barro y familias angustiadas por no saber si volverán a ver a sus seres queridos. En total 24 cuadrillas del movimiento “Voluntarios para Atacama“ han barrido el terreno identificando necesidades, clasificando las donaciones y coordinando la entrega de las mismas; “tirando pala” codo a codo con los damnificados, entregando contención y generando lazos de amistad con los afectados.

 

Previo a los trabajos de voluntariado, los arquitectos Michael Goic y Camilo Prats  catastraron las zonas más afectadas en Copiapó y comandaron equipos para la entrega de donaciones en alimentos, agua y ropa. En el sector Paipote los voluntarios hicieron entrega de un camión cargado con paneles para la reconstrucción de viviendas, aporte delegado al ejército que se encargó de hacer llegar la ayuda a las entidades correspondientes.

atacama1

Otro equipo -comandado por el experimentado ingeniero civil y Director de la Pastoral de la Pontificia Universidad Católica de Chile, Joaquín De La Maza- vio la realidad y vivió en carne propia lo que dejó el paso del alud que arrasó gran parte de Copiapó. Respecto de la experiencia la actriz y coordinadora del voluntariado, Daniela Nicolás, declaró estar «contenta de lo realizado” y habló del impacto de “ver tantos amigos y universitarios venidos de otras regiones”. Según la coordinadora, lo que han vivido durante el voluntariado -a pesar del trágico escenario en la región- ha sido “algo maravilloso” gracias al calor que han recibido de la gente.

 

Destacable resulta además que ciertas labores de distribución son realizadas en vehículos aportados por los mismos jóvenes que llegaron hasta el centro de acopio de la escuela El Palomar, lugar donde también alojan y utilizan como central de operaciones. La directora del establecimiento, Uberlinda Gutiérrez, agradeció la ayuda y buena disposición del voluntariado e indicó que «son jóvenes de bien que sin importarles su buena situación -y sacrificando sus fines de semana- viajan cientos de kilómetros para meterse al barro y ayudar a nuestra gente”.

 

Desde Voluntarios para Atacama anunciaron que seguirán su esforzada labor para levantar a la región de Atacama un fin de semana a la vez, apoyados en la Agrupación Charlas Sumar y ASECH. Además realizaron un llamado “a colaborar para que la labor pueda continuar”.

atacama3

«Necesitamos recursos, flujos; por eso hacemos un llamado a los empresarios del país y la zona para aportar a esta tremenda iniciativa. También queremos seguir contando con el apoyo del Gobierno Regional. Levantar a nuestra región -tan devastada- es un compromiso de todos, sobre todo de nosotros los atacameños de corazón» aseguro Samu Cordero, encargado de Relaciones Públicas del movimiento. Respecto de la forma de canalizar las donaciones indicó que “quienes quieran aportar deben llenar el formulario de inscripción o escribir a [email protected] donde podrán coordinar la ayuda directamente con la organización del movimiento”.

 

Finalmente el equipo de Voluntarios para Atacama agradeció especialmente a Autocentro Nicolás, Lupe González, Nicolás Villalobos y a los más de 200 voluntarios que han colaborado en la “ardua tarea de poner una sonrisa en el rostro de los que lo perdieron todo”.

 

 

4,225,191FansMe gusta
143,728SeguidoresSeguir
288,923SeguidoresSeguir
16,465SuscriptoresSuscribirte

Más Leídos

- Advertisment -

Edición Impresa El Ciudadano

- Advertisment -