En Temuco, Región de La Araucanía

Marchan por la libertad de los Presos Políticos Mapuche

La movilización es organizada por las comunidades en lucha y resistencia Wenteche, Lafkenche, Budi y familiares de acusados en los casos Luschinger Mackay , Guido Carihuentro, Hermanos Meliman Lincopi y Felipe Duran, todos ellos PPM encarcelados por reivindicaciones territoriales Wall Mapu y derechos fundamentales.

afiche-marcha-18mayo

En estos momentos marchan en Temuco por la injusticia que viven la mayoría de los Presos Políticos Mapuche (PPM) encarcelados sin pruebas concretas o bajo condiciones deplorables dando rienda suelta al abuso constante de sus derechos y en algunos casos, de sus deberes como autoridades espirituales.

La protesta en apoyo a los comuneros y sus familiares comenzó en la plaza Dagoberto Godoy de Temuco y la convocaron todas las comunidades en lucha y resistencia Wenteche, Lafkenche y Budi, junto a los familiares de los PPM por los casos Lucksinger Mackay, Cristián Paillán Huaquillán, el de los hermanos Meliman Lincopi y también las organizaciones sociales mapuche y chilenas que solidarizan con el movimiento.

Los coordinadores buscan por una parte, que todos quienes quieran adherirse a la declaración pública existente y de esta forma también apuntalar las actividades que se generan en los espacios de resistencia, puedan escribir al correo [email protected] especificando el nombre de las organizaciones o colectivos que se agreguen a la lucha y por otra,  que todas las actividades que se convoquen a nivel nacional e internacional puedan ser difundidas a través de la prensa que sí ubica esta problemática encima de la mesa.

La condición de represión y persecución con la que el pueblo mapuche en resistencia coexiste en el contexto de la recuperación territorial y frente a la circunstancia que se vive tras el desarrollo del caso Luchsinger-Mackay, movilizó a aquellos que luchan y defienden a sus pares de esta larga lista de atropellos que instala el Estado chileno en la ejecución de sus políticas de justicia.

La idea es comunicar y exponer la intranquilidad con que a diario conviven los familiares de los que están encarcelados y también revelar el real estado en que se encuentra la Machi Francisca Linconao, detenida en la cárcel femenina de Temuco con un dificultoso cuidado a su debilitada salud.

Para el Periodista del Observatorio de Medios y Movimientos Sociales de la UFRO, Carlos Nitrihual, la claridad política y a su vez social que tiene el pueblo mapuche siempre ha estado clara, desde que los colonizadores españoles llegaron a usurpar y robar territorio, trabajo que continuó haciendo el Estado chileno. “Por eso siempre el pueblo mapuche ha mantenido la línea de luchar por la recuperación de sus tierras. Por lo mismo la claridad política se mantiene intacta desde ese tiempo hasta la actualidad”.

Nitrihual también señaló que si al resto de la sociedad le entregan un claro mensaje de luchar y seguir adelante por sus ideales, es un mensaje que claramente busca recuperar la dignidad del pueblo, aquel que trabaja de ocho a ocho por un sueldo miserable o que debe convivir con una termoeléctrica, a ellos se les entrega la esperanza de que con lucha y con unidad se pueden lograr las cosas. “El capitalismo avanzado hace lo contrario, separa a la gente y la vuelve competitiva para que de esa forma no puedan reunirse y pelear contra los explotadores. (…) las marchas que vendrán nos entregan un claro mensaje: Unidad para recuperar lo que han robado”.

El comunicador afirma que el movimiento mapuche, como movimiento social cuenta con un amplio apoyo que trasciende a otros como el estudiantil o los medioambientales. “Hace poco vi una frase que me parecía correcta de parte de un vocero en Chiloé, que decía que la lucha que llevan ellos a cabo es similar a la del pueblo mapuche, porque en el fondo la lucha en ambos lugares es  contra el capital, contra la depredación que provoca el extractivismo de los recursos naturales en la zona, en Chiloé representado por los mariscos y en Wallmapu por las forestales. Por eso el capital en ambas zonas ha provocado grandes catástrofes», es decir, hay harto en común entre la lucha del pueblo mapuche a la del ciudadano chileno, ya que el Estado ha promovido eso.

La represión y persecución están y se deben a múltiples factores promovidos por un Estado y por el poder del capital. “No es normal que apenas ocurrido los hechos nuestros medios culpen  y sindicalicen a todo un pueblo, esa anormalidad es la que se ha instaurado y naturalizado». 

Como argumento final, Nitrihual aseguró que como un movimiento social que ha durado siglos, y con una visión clara de lo que quieren vendrán muchas marchas en apoyo a los detenidos sin pruebas por Fiscalía, es en estas marchas en donde se ve el apoyo de la gente y a sus legítimas demandas, uniendo múltiples sectores en las marchas.

MARCHA-18-MAYO-TKO-1024x680

Según consignan los comuneros, “es evidente que ha sido la movilización de todo un pueblo la que ha provocado la ira de los dueños del país, de las autoridades y de sus instituciones quienes han recurrido al engaño, la tortura y el secuestro para contener el avance sin retorno de las demandas mapuche”, al menos así lo señalan en la declaración pública emitida la semana pasada, en donde también exponen que este tipo de actividades no sólo lleva a cabo la claridad política de los peñi y el control de sus espacios territoriales usurpados sino también impregnan de dignidad a la gente y entregan esperanza a la sociedad en general, la misma que bajo las distintas agrupaciones reclaman contra el capitalismo y su obra de depredación a los los territorios vulnerados en Wallmapu, la educación, la salud, el trabajo y las problemáticas de la sociedad en conjunto.

El documento asociado a la marcha, enuncia que es el pueblo mapuche en lucha, los sectores del pueblo chileno agrupados, las personas anticapitalistas que buscan justicia social, los que hacen un llamado para solidarizar con los mapuche presos y los no mapuche detenidos por defender sus propios derechos.

Todo esto ocurre tras considerar que el Estado Chileno se ha ensañado con ellos a través de una torpe administración del sistema político y económico al punto de quebrantar todo acuerdo estipulado en leyes y procedimientos judiciales que señalan una variedad de derechos como a la presunción de inocencia y el derecho a un juicio justo, cuestiones que han sido sepultadas con el encarcelamiento anticipado de comuneros, previo a cualquier investigación.

“En territorio mapuche el convenio 169 y los conceptos de un “Nuevo Trato” son papel mojado que anula cualquier posibilidad de diálogo y entendimiento entre los Mapuche y el Estado de Chile, por lo cual ha quedado libertad legal para perseguir, encarcelar y asesinar a quien se atreva a contradecir este sistema de mentiras”, aseguran los movilizados, argumentando que si bien la diplomacia atenúa los periodos de crisis en este conflicto social, es necesario señalar que no es suficiente, mismo motivo por lo que en las comunidades mapuche siempre se ha recurrido a la práctica de la autodefensa para resguardar la integridad de su gente.

niños-mapuche

Lo nebuloso del asunto, según el comunicado, empieza cuando el sector empresarial y la casta gobernante injurian y abusan del pueblo chileno en su totalidad, ya que ninguno de sus autores padecen la persecución o la cárcel, tal como pasó en el caso de los militares involucrados en fraudes fiscales, en la colusión de empresarios o en las polémicas negociaciones de Sebastián Dávalos, hijo de la Presidenta Michelle Bachelet, entre tantos otros asuntos que avalan el hecho de que tanto los políticos como sus mandantes están en contra del pueblo y sus aspiraciones por recuperar su territorio. 

La convocatoria entonces, nace desde la demanda por espacios de justicia y también desde el apoyo a los presos políticos mapuche, rechazando así al Estado Chileno y a su intención de criminalizar las demandas justas de todo sector social en busca de la reivindicación de sus derechos.

En resumen, las demandas exigidas tras la gran movilización de hoy corresponden a un juicio justo, entendiéndolo como la entrega de tiempo hacia la defensa en base a sostener argumentos y exigir contundencia en el estándar de pruebas del ministerio público.

La liberación de los territorios usurpados por el capitalismo, apuntando a que los poderes latifundistas, las empresas forestales, energéticas  y otras vayan haciendo abandono de sus planes económicos en territorio mapuche, dando paso a las comunidades a generar procesos de sanación de la tierra y la naturaleza.

El respeto real a la cosmovisión mapuche que piden en el comunicado, involucra la libertad para el desarrollo de sus prácticas espirituales y el reconocimiento efectivo a sus autoridades religiosas tradicionales.

La desmilitarización de las comunidades en resistencia, visto como otra de las exigencias de la marcha, se traduce en el retiro sin condiciones de las Fuerzas Armadas representadas por Carabineros y la policía civil desde las comunidades en proceso de reivindicación territorial, llevando con ello el fin a los controles abusivos, a las retenciones arbitrarias y a los hostigamientos por parte de efectivos policiales y sus equipos de inteligencia que patrullan el Wallmapu las 24 horas del día.

Finalmente, el pueblo mapuche llama a estar atentos a mantener el compromiso con las distintas luchas que se desarrollan en todos los territorios y a repudiar el terrorismo de estado en contra de los luchadores sociales.

 

Compártelo

Comentarios