Minería

Policía reprime violentamente una protesta antiminera en Argentina

El hecho ocurrió en la provincia de La Rioja, donde la fuerza policial reprimió con gases y balas de goma a vecinos y dirigentes políticos que intentaban avanzar hacia un emprendimiento minero para reclamar su desmantelamiento en la localidad Famatina. Conocé la insólita respuesta del gobierno provincial en la siguiente nota.

Lucía Ávila, diputada provincial y reconocida asambleísta contra la minería relató a FM América, de la ciudad de La Rioja, que esta mañana «32 policías dispararon balas de goma y gases contra vecinos» que intentaban llegar al campamento de la minera salteña, situado a unos 2000 metros de altura en el cordón del Famatina, desde la localidad de Angulo, que se encuentra en el cruce de la ruta nacional 78 y río Blanco, según informa el diario Página 12.

En ese sentido, la legisladora relató que se habían convocado decenas de vecinos decididos a ir hasta la minera. Cabe recordar que ya hay 25 personas dentro de los asambleístas antiminería con orden judicial de no acercarse a menos de 3.000 metros del campamento por fallos cómplices a las multinacionales.

famatina

Ávila también precisó que algunos manifestantes, muchos de ellos mujeres y niños, lograron pasar «el primer grupo policial, pero recibieron balas de goma y gases». Como consecuencia de la represión, el diputado nacional Julio Martínez, de Fuerza Cívica Riojana, sufrió una herida leve en una oreja, en tanto que también el empresario Paulo D’Alessandro sufrió una lesión, según relató Ávila.

Ante estos graves hechos, el ministro de Gobierno, Seguridad, Justicia y Derechos Humanos de La Rioja, Claudio Saúl, justificó la represión y subrayó que la policía actuó «en defensa del estado de derecho«. En la conferencia de prensa improvisada para informar acerca de lo ocurrido sobre el cauce del río Blanco denunció que la oposición pretende convertirse en «víctima política» de los gobiernos nacional y provincial.

Explicó, además, que «hoy a las 10 de la mañana varias personas con maquinaria pesada, entre ellas el intendente de Famatina (Ismael Bordagaray) y el intendente electo (Alberto Godoy) intentaron romper el cerco» que había fijado la justicia de Chilecito a través de una orden de restricción del juez Marcelo Carrizo. Ante esa situación, la policía apostada en el lugar, cumpliendo su rol como «policía judicial» produjo «una dispersión de los manifestantes» para resguardar «el estado de derecho», justificó.

Por último, y como respuesta a la postura oficial, La Asamblea Riojana Capital convocó a movilizarse hoy a las 19 frente a la Casa de Gobierno de la provincia para repudiar la represión y ratificar que «el Famatina y el río Blanco no se tocan y la gente tampoco».

 

Compártelo

Comentarios