«Puerto Barón»: cuestionado mall que se emplazaría en el borde costero de Valparaíso

El reemplazo del borde costero de Valparaíso por doce hectáreas de construcción de uno de los proyectos más masivos del retail, es lo que significará el Mall Puerto Barón, del grupo Mall Plaza S

El reemplazo del borde costero de Valparaíso por doce hectáreas de construcción de uno de los proyectos más masivos del retail, es lo que significará el Mall Puerto Barón, del grupo Mall Plaza S.A., el cual se encuentra detenido debido a irregularidades del mismo. Este jueves 22 de marzo, se realizará la marcha “No al mal de Barón”, a las 12.30 en la Plaza Sotomayor de Valparaíso.

El impacto ambiental, económico, turístico y paisajístico que plantean los puertos en las costas de Chile es fundamental, puesto que los terminales portuarios se edifican en varios puntos de los miles de kilómetros de borde costero que posee el país, constituyendo un significativo aporte económico.

A propósito del Mall de Castro, cuya edificación atenta contra el patrimonio arquitectónico, natural y humano de la capital de la isla grande de Chiloé, según argumentan las y los habitantes de la zona, hay que poner atención al proyecto de mayor envergadura que se construirá en el borde costero de Valparaíso: el Mall Puerto Barón del grupo económico Mall Plaza S.A.

Para informar a la población y manifestarse en contra del proyecto, es que la Federación de Trabajadores Portuarios (Fenatraporchi) y el Sindicato Interempresas Nacional de Trabajadores de Agencias de Aduana (SINTAACH), además de las diversas redes sociales han convocado a una manifestación en contra de este proyecto del retail, a realizarse hoy jueves 22 de marzo a las 12.30 horas en la Plaza Sotomayor de Valparaíso.

Puerto Barón planea construir doce hectáreas, de las cuales 50.000 metros cuadrados se destinarán a estacionamientos subterráneos, además contará con dos plazas –Barón y Francia-, 840 metros de paseo en el borde costero, junto a una gran cantidad de comercio, servicio de salud y educación, un hotel, museo, oficinas y viviendas.

Los opositores al proyecto argumentan que este responde a irregularidades y es poco factible, debido a que se construye sobre terrenos de borde costero perteneciente a todos los chilenos; se ubica en una ciudad con valor patrimonial universal; implica la alteración y demolición del edificio histórico Simón Bolívar; y limita la actividad marítima de Valparaíso, obligando a construir mejoras portuarias.

La eventual ilegalidad del contrato de Mall Plaza S.A. con la Empresa Portuaria de Valparaíso (EPV), además de un eventual fraude al Fisco, son otras de las razones por lo que agrupaciones y la ciudadanía se opondrían a esta construcción.

“Las normas de edificación con que el proyecto entraba en el plan regulador fueron modificadas a la medida de los titulares del grupo económico. Hay una situación absolutamente impropia, no puede ser que los funcionarios públicos vayan arreglando en el camino las condiciones para que los empresarios levanten su negocios”, sentencia Patricio Herman, presidente de la Fundación Defendamos la Ciudad.

El sitio web del proyecto plantea que la comunidad de Valparaíso reclamó que el puerto le bloqueaba la vista al mar y no reportaba mayores beneficios de empleo, por lo que el mall sería pieza clave del plan de desarrollo portuario sustentable de la ciudad.

El vicepresidente de Mall Plaza, Fernando de Peña, aminora las críticas, declarando que el proyecto entregará más de 2 mil 500 empleos de calidad, además de crear indirectamente 2 mil puestos de trabajo relacionados con el turismo de la zona, agregando como otra razón para la construcción del centro comercial, el hecho de que éste mantendría a los turistas en Valparaíso, por sobre otras ciudades.

Según Herman, aún hay tiempo para dar vuelta este proyecto, esperanza demostrada también por la ciudadanía en las redes sociales y medios de comunicación.

Foto: La Otra Voz (www.laotravoz.cl)

Por Francisca Salinas Fernández

El Ciudadano