Trabajadores ganan, Coca-Cola pierde

El Tribunal Supremos español declaró nulo el despido colectivo de los trabajadores de Coca Cola por la vulneración de su derecho de huelga.

Coca Cola

El Tribunal Supremo declara nulo el ERE -Expediente de Regulación de Empleo- de Coca Cola por la vulneración del derecho a huelga de los trabajadores de la fábrica de la multinacional en Fuenlabrada, Madrid. La Audiencia Nacional argumentó que la vulneración del derecho a huelga era razón suficiente para anular el ERE de la multinacional.

Los trabajadores de Coca Cola en España llevan más de un año luchando contra el despido masivo anunciado por la compañía que dejaría en la calle a miles de familias. La compañía anunció en enero de 2014 el cierre de cuatro de sus fábricas en España, lo que supone el despido de 1.190 trabajadores. Ante tal injusta situación, los trabajadores comenzaron un boicot a la multinacional instando a los españoles a no consumir sus productos bajo el lema ‘Si España no produce, España no consume’.

Desde enero de 2014, las puertas de la fábrica de Fuenlabrada estaban controladas por los trabajadores durante las 24 horas del día con el fin de evitar que miembros de la compañía entraran a desmantelar el material de trabajo y la maquinaria, y detener así el cierre del centro que dejaría en el paro a cientos de familias.

Tras muchos meses de lucha, de protestas y campañas, el Tribunal Supremo español confirmó este miércoles la nulidad del despido colectivo de Coca-Cola Iberian Partners por la vulneración del derecho a huelga de sus trabajadores.

La sala de lo Social declaró que la vulneración del derecho a huelga tuvo lugar cuando Coca Cola sustituyó la producción paralizada por la huelga de los trabajadores, por la producción de otras embotelladoras del grupo, lo que perjudicó -y mucho- el desarrollo del periodo de consultas.

Situaciones similares se han producido en Chile, cuando los turnos de los trabajadores en paro son cubiertos por otros trabajadores, un hecho que atenta directamente contra el derecho de huelga pues, si el paro de un trabajador o trabajadora no tiene consecuencias negativas para la producción de la empresa, sus peticiones nunca serán escuchadas ni estudiadas.

Con esta decisión, el Tribunal Supremo ratifica la sentencia de la Audiencia Nacional que declaró nulo el ERE –Expediente de Regulación de Empleo– con el que Coca Cola cerró cuatro plantas en España, lo que supuso el despido de un total de 1.190 trabajadores.

Los trabajadores de Coca Cola en España han demostrado durante el último año ser un colectivo fuerte y luchador. Su causa ha sido escuchada en todos los rincones del país y sus reclamos se han convertido en los reclamos de gran parte de los españoles que se solidarizaron con los más de mil trabajadores que serían despedidos con el cierre de las cuatro fábricas de Coca Cola. Tras una dura lucha, los trabajadores han ganado una de las batallas contra la multinacional Coca Cola demostrando que, en algunas ocasiones, el esfuerzo tiene su justa recompensa. Ánimo, compañeros.

Compártelo

Comentarios