¿Quién se atreve con Pamela Giles?

Pamela Giles debe dejar a un lado la violencia del personaje de ir al tiro a la cachetada-a veces bien dada- para pasar a con voz clara y firme, respetuosamente, a una Pamela que con la inteligencia que la caracteriza se pueda parar en primarias como candidata de los pueblos de Chile


Autor: Director

Pamela Giles debe dejar a un lado la violencia del personaje de ir al tiro a la cachetada-a veces bien dada- para pasar a con voz clara y firme, respetuosamente, a una Pamela que con la inteligencia que la caracteriza se pueda parar en primarias como candidata de los pueblos de Chile.

Y es que la izquierda oficial, hace como que si no existiera, siendo ella signo revolucionario, una mujer que hace valer sus derechos y quiere defender los del pueblo, llena de energía, con detractores que le temen a enfrentar la realidad, pero apoyada por muchas mujeres que en su casa la toman como ejemplo de entereza y sensualidad.

El fantasma de no haber hecho primarias en la izquierda,  tiene hoy a los candidatos marcando muy bajo en las encuestas, en las que tampoco se puede confiar mucho pensando en quién las hace, pero que algún reflejo entregan y que debiese ser analizado a fondo.

El MAS de Navarro ha dicho que ellos se pondrían detrás de quién tenga mayor respaldo ciudadano, Arrate es por el momento el hombre a quién el PC dio pase gol en el marco de una estrategia por el fin a la exclusión debatible, Ominami se queda al parecer dentro de la Concertación haciendo uso de su dinastía y de su oportunidad mediática, y Pamela sigue ignorada, siendo la carta femenina para hacer transformaciones de fondo en un mundo político dominado por hombres y la gerontocracia.

Las decisiones cupulares, sin preguntar ampliamente a las bases, son una aventura sin destino, un andar en que la ceguera y la testarudez, les hace avanzar como caballo con anteojeras. Y es que si bien nos sirve  seguir discutiendo y acordando  en asambleas el Chile que queremos, si no hay delegado(a)  que porte el pliego de los pueblos  designado en publicitada campaña, tendremos que conformarnos con un candidato que trance luego con el mal menor. Finalmente y para los que ven todo esto con calculadora en mano, sería bueno se  preguntaran ¿del padrón electoral, cuántas son mujeres? ¿ A quién se traspasa mejor el apoyo que tiene Bachelet  ¿ a un hombre o a una mujer?  …si no les cuadra, pues mídanlo en primarias.

Por  Nicola  Recabarren T.


Comenta



Busca en El Ciudadano