es Spanish

Asamblea Constituyente en Chile ingresa al centro del debate presidencial

El ser social se abre espacios y hoy organizaciones ciudadanas mediante acciones directas posicionan en el centro del debate político la necesidad de una Nueva Constitución y Asamblea Constituyente para Chile, que remplace la viciada institucionalidad hoy vigente y emanada de una dictadura. Los presidenciables comienzan a tomar posiciones frente a la demanda ciudadana.

Dentro de la iniciativas ciudadanas que destacan está  “Marca tu Voto AC”, acción que busca que los ciudadanos para los próximos comicios presidenciales, junto con expresar su preferencia, marquen el voto con el texto “AC” (Asamblea Constituyente), dichos votos deben ser caratulados por las mesas escrutadoras como “objetados y válidamente emitidos” de lo que debiese dar cuenta el SERVEL (Servicio Electoral).

El Servel ha aclarado que según el “artículo 71 de la ley 18.700 sobre votaciones y escrutiniosaquellos votos que tengan además de una preferencia debidamente marcada, leyendas y otras señas graficas que hayan producido en forma accidental o voluntaria “deberán escrutarse a favor del candidato que indique la preferencia, pero deberá quedar constancia de sus marcas o accidentes en las actas respectivas”.

La directora de Radio Tierra y activista por la AC, Perla Wilson,  fue clara y dijoNosotros estamos propiciando un acto legal y pacífico”, frente a reacciones de la derecha y personeros de la concertación como Camilo Escalona (PS) quien ha señalado que “quienes creen en una Asamblea Constituyente han fumado opio”.

Otra de la iniciativas ciudadanas es la presentada por el “Movimiento por la Asamblea Constituyente”,  quienes con el respaldo de firmas de diversas organizaciones sociales presentaron al Senador y candidato presidencial, José Antonio Gómez,  un proyecto de Ley que permita el plebiscito y la instalación de una urna extra en las próximas elecciones presidenciales preguntando por un o un NO a una Nueva Constitución para Chile mediante una Asamblea Constituyente.

A la acción ciudadana se han sumado recientemente la publicación del Manifiesto Plebiscito para una nueva Constitución. Texto con 161 firmantes iniciales, representantes del mundo intelectual, cultural y político quienes también convergen para que se le pregunte al pueblo si quiere o no una nueva Constitución para Chile.

El sociólogo y premio nacional de Humanidades y Ciencias sociales, Manuel Garretón señaló que “no hay ningún país en el mundo que no tenga una constitución dada por los pueblos,  y lo que tenemos aquí es una  heredada de la Dictadura. Chile es el único país en el mundo y esto va a llegar un momento en que va a estallar si es que no se toman las decisiones y no se abren los procesos que canalicen la generación de una Asamblea Constituyente en que el país cree su Constitución, eso es lo más importante. Llama la atención la ceguera que hemos tenido respecto de no entender que si no hay un proceso constitucional para una Nueva Constitución, no para una reforma de la actual, sino para una nueva Constitución, legítima, esto va a estallar. Y el sistema político va a ir perdiendo más legitimidad como ocurre con las elecciones.”

Raúl de la Puente, presidente de la ANEF, como representante de los trabajadores fiscales del país expresó que “hoy día es necesario que la ciudadanía participe de los procesos que se están viviendo en el país. Los movimientos sociales exigen un empoderamiento, mayor participación, quieren ser actores de lo que ocurra en nuestro país. Los trabajadores no somos ajenos a esto. El derecho al trabajo, a un trabajo decente es primordial en una nueva Constitución. Una nueva Constitución que tiene que ser construida con las participaciones de la ciudadanía, las organizaciones sociales y políticas, y por lo tanto es esa la importancia, que el país pueda participar en un proceso para obtener una nueva Constitución”.

Por su parte el abogado consitucionalista del comando de Michelle Bachelet, Fernando Atria aclaró “Tenemos un problema que es que las reglas institucionales que hemos recibido tienen trampas, pues están hechas para que el resultado sea conocido de antemano. Entonces el proceso político formal impide dar respuesta a esta demanda que crece cada vez con más fuerza”.

La actual Constitución,  en resumen,  no es querida pues tiene un fuerte componente antidemocrático  y da concesiones inmensas a intereses particulares de forma desigual por sobre los intereses del colectivo. Chile pese a venderse al mundo como el “jaguar de Latinoamérica” es según el índice GINI el país más desigual del mundo superando a países como Estados Unidos o Israel.

Para colmo si se requiere hacer modificaciones de fondo (Constitucionales), los quórum al interior del parlamento no dan debido al sistema binominal dejado como herencia de la dictadura.

Garantías constitucionales que son derechos en gran parte del globo como el derecho a una educación gratuita y de calidad no está resguardado en Chile, y se permite se lucre con dineros del Estado en la materia.

Según el Centro de Estudios Públicos (CEP) ya van cuatro décadas de incremento de la desigualdad salarial. Chile es una especie de olla a presión y la ciudadanía hoy se moviliza por un nuevo Contrato Social.

Presidenciables con la Asamblea Constituyente

Siendo Chile un país en extremo presidencialista, prácticamente una monarquía disfrazada de democracia, tal vez la vía más corta para llamar a una Asamblea Constituyente es conquistar la presidencia del país y desde ahí convocarla.

Hoy entre los candidatos al sillón presidencial, vemos tamices del cómo se posicionan frente a la necesidad una Nueva Constitución para el país.

Hay quienes no la conciben sin una Asamblea Constituyente amplia y participativa, es el caso de los candidatos Marcel Claude, Roxana Miranda , Alfredo Sfeir,  Gustavo Ruz, José Antonio Gómez y Marco-Enriquez Ominami.

Por su parte la candidata “ancla” de la Concertación,  Michelle Bachelet, por fin ha clarificado su postura en el debate presidencial por primarias, señalando  que ella va por una Nueva Constitución y que el método por el cual se llegue a ella,  se verá en su momento.

No obstante la candidata intentando cuidar los votos de centro, podría quedarse sin los votos de la izquierda que no conciben una Nueva Constitución sin Asamblea Constituyente. Ahora habrá que ver si el PC cumple o no con lo que sus bases y juventudes han discutido a lo largo del país y hace el emplazamiento correspondiente a la candidata a la que salió apoyar en primera vuelta,  sin más.

Los candidatos más adversos a una Asamblea Constituyente y Nueva Constitución y que se muestran más proclives a seguir parchando con reformas son los que mejor representan al modelo neoliberal, es decir  Andrés Velasco, Andrés Allamand y Pablo Longueira. 

Por Bruno Sommer Catalán

*Director El Ciudadano

Facebook Comments

4,250,604FansMe gusta
173,301SeguidoresSeguir
292,025SeguidoresSeguir
16,500SuscriptoresSuscribirte

Edición Impresa El Ciudadano

- Advertisment -

Más Leídos

Santuario de Schoenstatt “lamenta discriminación” y aclara que sí pueden ingresar...

El Santuario de Schoenstatt Puerto Montt "lamentó" este viernes que uno de sus trabajadores expulsara a una pareja lésbica, asegurando que el recinto...
- Advertisment -