Política

Bachelet: «Educación y nueva Constitución son temas que la ciudadanía puso en la agenda»

En conversación con una revista nacional , la Presidenta Michelle Bachelet se refirió a las reformas que impulsa su gobierno como "temas que la ciudadanía puso en la agenda" y también a un posible cambio de gabinete. Con respecto a las decisiones que toma, aseguró que todo tiene un aspecto positivo y negativo. Sobre un posible cambio de gabinete señaló que "todos los gobernantes evalúan a sus ministros y todos los funcionarios".

Por Jimena Colombo

12/12/2014

Publicado en

Chile / Política

0 0


micheleb

La Presidenta Michelle Bachelet se refirió en una entrevista en revista Capital a la toma de decisiones, cambios de gabinete, las reformas que impulsa y todo lo que implica este segundo mandato.En respuesta a las decisiones y los equipos que la apoyan, Bachelet señaló que se prepara a diario y conversa con quien sea pertinente, tanto con su equipo como los ministros e incluso académicos, pero descartó la asesoría de externos al gobierno; «toda decisión tiene efectos positivos y efectos complejos y, por lo tanto, lo que uno finalmente hace es ver cuál va a ser el costo de una u otra, esencialmente para el país y la gente».

Frente a las demandas ciudadanas y todas las problemáticas que derivaron en la necesidad de un gobierno reformista, Bachelet señaló que no se le ocurrieron las cosas «mirando el techo» cuando estaba en Nueva York, señaló que “son cosas que los propios ciudadanos, en 2011, pusieron en la agenda. La educación, por ejemplo, desde los estudiantes hasta los papás diciendo queremos educación de calidad. O el tema de la Constitución, que tiene que ver con que tenemos una antigua, que ya no se ajusta a los nuevos desafíos». Sobre la reforma constitucional, Bachelet se refirió muy escuetamente a que es bueno que se discuta, sin embargo aseguró que ésta será «participativa, legítima e institucional».

Respecto de las reformas que impulsa su gobierno, precisamente la reforma educacional, Bachelet señaló que «sabía que esto era una dificultad y tuve muchas reuniones con los ministros de cómo vamos a lograrlo. Claro que me pregunté cómo vamos a lograr que se vea la calidad, cuando los proyectos más explícitos de calidad van a entrar a tramitación después. Mi primer sentido fue partamos por la educación pública mientras vamos haciendo los otros avances”.Además se refirió al fin del lucro que supone el fin de algunos colegios, ante esto Bachelet señaló que “nuestro desafío es comunicar mejor, puesto que mucho de esos padres se han movilizado con temor, escuchando a gente que dice que queremos cerrar colegios, que queremos elegir los colegios para sus niños. Nada de eso es efectivo». Además, subrayó que “es mi obligación, y así se lo he pedido a los gobiernos regionales, que tengan asambleas en los colegios, no sólo en los municipales, sino fundamentalmente con los subvencionados particulares, para explicar el alcance y las cosas que no se van a tocar. Para dar a entender el sentido de lo que queremos hacer».

En cuanto a las críticas insistentes de la oposición, señaló que “la crítica es propia de la democracia, pero debe hacerse con altura de miras, que generemos amistad cívica, aunque haya diferencias importantes. Desde el Gobierno hemos buscado en todo momento hacer eso y lo vamos a seguir haciendo».Además, repasó esa especie de instrucción que se ha hecho y que se ha difundido a través de algunos ministros y que apunta a cuidar la forma de expresarse tanto en términos de explicar bien las decisiones del gobierno como la forma en que se hacen las críticas. Bachelet dijo que: «Quiero insistir, el lenguaje hay que cuidarlo entre todos. No es mi estilo mencionar a nadie en particular, pero ha habido dichos de distintas personas que son desafortunados”.

Sobre las críticas que se han hecho a su gobierno y más precisamente a su gestión como mandataria, Bachelet aseguró no compartir los juicios que apuntan a una «falta de conducción política. No he logrado entrever qué quieren decir cuando dicen eso».La Presidenta recalcó que no tiene círculos de extrema confianza o círculos de hierro. Señaló que discute con el «comité político, con los ministros. Pero también hablo con gente que no es del Gobierno, con personas de la academia, de las universidades, converso con mucha gente, pero respeto la forma institucional».

Respecto de un posible cambio de gabinete, Bachelet señaló que “los gobernantes siempre evalúan sus equipos de trabajo, ministros y no sólo ministros, se evalúa en las regiones, en todas partes. Cada ministro tiene, además, su propia evaluación de cómo funcionan su sector». Sin embargo recalcó que: «No me gusta que me pauteen. Me gusta escuchar, me gusta el diálogo, me gusta que alguien me diga ‘mire creo que esta persona va mejor acá o allá’, o escuchar si los parlamentarios tienen quejas del Gobierno en cualquiera de sus niveles. Lo escucho todo, pero distinto es pautear por los medios, eso me parece que no corresponde entre poderes del Estado, entre el mundo de la política».

 

Síguenos y suscríbete a nuestras publicaciones

Comparte ✌️

Relacionados

Comenta 💬