«Call of Duty» usa a Venezuela como virtual escenario para sus «misiones» de guerra

Desde 2013, la serie de videojuegos de disparos en primera persona y de estilo bélico, Call of Duty está usando Venezuela como un virtual escenario para sus «misiones» de guerra.

Con imágenes de una de las versiones de este juego de videos, la multiestatal de noticias teleSUR, con sede central en la ciudad de Caracas, denuncia cómo la franquicia estadounidense invita a generar un blackout en Venezuela con el ataque al Sistema Eléctrico Nacional (SEN), como el ocurrido el pasado 7 de marzo.

Esto, en teoría, estaría demostrando al mundo que el asedio permanente que ha vivido la nación sudamericana en los últimos años por parte de Estados Unidos no es una historia inventada del Gobierno venezolano y quienes lo dirigen.

Siendo Venezuela una supuesta “amenaza inusual” para el imperio norteamericano,  Activision presentó hace seis años una historia que se desarrolla en sitios clave, entre ellos la Central Hidroeléctrica del Guri, que fueron atacados por “virus” informáticos durante las últimas cuatro semanas, hechos ya denunciados por el presidente Nicolás Maduro.

El material probelicista ha sido publicado este lunes 8 de abril por distintas redes sociales, luego de conocerse que los ataques al SEN ―cuatro hasta la fecha― han sido orquestados desde la derecha nacional e internacional, con el apoyo de Estados Unidos y, recientemente, con el accionar de Chile y Colombia, según denunció el fin de semana el Jefe de Estado venezolano.

Un video publicado en YouTube, bajo el título “CALL OF DUTY Intervención Militar y Operación Blackout en Venezuela”, de la usuaria OrlenysOV, una internacionalista dedicada a la “Comunicación Política”, da algunos detalles del argumento del videojuego.

La operación de intervención militar en Venezuela está graficada en el videojuego bélico, Call Of Duty, donde parte de la ‘misión’ al invadir una ciudad que representa a Caracas, Distrito Capital, es instalar un virus en el sistema eléctrico para dejar la ciudad sin electricidad”, explica la usuaria.

En una demo del videojuego se muestran lugares como la central Hidroeléctrica “Simón Bolívar”, conocida como «El Guri»; el Waraira Repano, símbolo de la Revolución Bolivariana; e, incluso, cómo asesinan a un supuesto “líder de la Revolución”.

Call Of Duty se enmarca, de acuerdo con las imágenes, dentro de una misión destinada a enfrentar o limpiar “la infección del socialismo”.

También se pueden apreciar algunos elementos que son referencia del proceso revolucionario, símbolos patrios y algunos puntos de la ciudad capital, específicamente la torre del Banco Provincial.

Aparecen además “grafitis, esténciles alusivos a la Revolución, la firma y frases del líder socialista Hugo Chávez”.

En 2009 el entonces presidente Hugo Chávez, a través de la Asamblea Nacional de Venezuela, sancionó una ley que estipula penas de cárcel para aquellos que comercien en el país con juguetes o videojuegos de guerra.

La medida afectó entonces a los juegos para PC, Arcade, videoconsolas, dispositivos portátiles, teléfonos móviles y cualquier otro dispositivo electrónico o telemático, incluyendo Internet, refirió la BBC.

Si bien desde el reglamento venezolano se argumenta que el videojuego bélico o sus similares, además e promover la violencia social, afectan psicológicamente el desarrollo y actuaciones futuras de los menores de edad, con el pasar de los años la restricción y el efecto de la aplicación de esta ley es relativo.

A lo largo de toda su historia, Activision ha presentado distintos argumentos en sus múltiples versiones de Call of Duty, los suceden en ambientes contemporáneos y ficticios. En el caso de la demo tomada para esta nota, se circunscribe en territorio venezolano.

Inicialmente este juego de video se ambientaba en la Segunda Guerra Mundial, y mostraba personajes y combates acaecidos durante dicho conflicto bélico. Esto fue cambiando hasta la actualidad, y así se puede ver Call of Duty: Black Ops (ambientado en la Guerra Fría); Call of Duty 4: Modern Warfare, Call of Duty: Modern Warfare 2, y Call of Duty: Modern Warfare 3 (en la Tercera Guerra Mundial); entre muchos otros.

En el contexto del condicionamiento psicológico, a partir de los videojuegos distintas franquicias ―que incluyen la industria cinematográfica― la nación norteamericana no deja de exhibir sus intenciones para atacar Venezuela y hacerse con sus recursos.

Ejemplo de lo antes comentado es el videojuego “Mercenarios 2″, que en 2012 predijo la explosión en la gran refinería venezolana de Amuay,ubicada en la costa occidental de la península de Paraguaná, municipio Los Taques, del estado Falcón.

Fue lanzado al mercado coincidiendo con el estreno en todo el mundo de la película “Mercenarios 2″, protagonizada por el actor Sylvester Stallone, entre otros de renombre.

En el plano de la realidad, durante el hecho ya consumado, un “aficionado con una cámara profesional, en horas de la madrugada, se encontraba solo en los alrededores de la refinería de Amuay, en un lugar de hecho inusual, por donde no transitan personas y captó la primera explosión. La cual, fue presentada ‘en exclusiva’ por GLOBOVISIÓN en tiempo récord”, reseño el blog Despierten.

Como producto de los ciberataques, denunciados por el Gobierno venezolano como una guerra eléctrica, “al menos 70 % del país ha padecido la pérdida del servicio eléctrico y, por consiguiente, se ha afectado el suministro de agua”, refiere teleSUR.

El medio recuerda que esta “no es la primera vez que Call of Duty usa a Venezuela como un escenario para sus misiones. En 2013, salió el Call of Duty: Ghosts, en el que Estados Unidos deja de ser una potencia por culpa de países sudamericanos y toma venganza contra ellos.

En ese contexto de venganza, en Call of Duty: Ghosts llegan guerrillas a Caracas para ejecutar las «misiones» contra el enemigo invisible.

El argumento de esta versión es el siguiente:

«La historia del juego se ambienta en un futuro cercano cuando América del Norte se sitúa al borde del colapso. Venezuela y otros países de América del Sur se habrían unido formando una alianza conocida como ‘La Federación’ con el objetivo de acabar con la hegemonía de los Estados Unidos, quienes previamente se confiaron del enemigo al considerarlos países «inferiores». Debido a ese error, se ha pagado un alto precio al permitir que los Estados Unidos fueran atacados masivamente. Ahora, en un intento desesperado, América del Norte está intentando recuperar el control de la situación, y para ello recurren a un grupo especial, los Ghosts”.

Para febrero de 2016, la serie de Call of Duty ya había vendido 250 millones de copias y alcanzaron los 15 mil millones de dólares estadounidenses en ventas totales, según cifras de la enciclopedia libre Wikipedia.

Considerando todo esto y el contenido promocional de esta versión, queda en evidencia que el ataque al SEN fue un hecho premeditado y pasó inadvertido ante la mirada inquisidora de las autoridades venezolanas.

Actualmente, el servicio eléctrico en Venezuela ha sido restablecido en la mayor parte del territorio nacional y, pese a ello, el presidente Maduro alerta de nuevos ataques a “otras fuentes”, haciendo al mismo tiempo un llamado a la conciencia en el uso de recursos como la electricidad, el agua potable, la banca electrónica, entre otros servicios.

La película de “Call of Duty” ya tiene fecha para su rodaje

Jugador de Call of Duty realiza broma que deja a una persona fallecida

4,207,661FansMe gusta
130,131SeguidoresSeguir
289,387SeguidoresSeguir
16,412SuscriptoresSuscribirte

Más Leídos

- Advertisment -

Edición Impresa El Ciudadano

- Advertisment -