Carolina Pérez sobre la Teletón: “Visualización asistencialista, dramática, compasiva e irrespetuosa”

276

010discapacitados_metro_5

A pocas horas de que comience la Teletón, la ministra de Desarrollo Social, María Fernanda Villegas se refirió a las líneas de acción que pretende impulsar la Comisión Asesora Presidencial, la cual considera una propuesta de integración social para discapacitados.
En entrevista con Adn radio, la ministra Villegas señaló que «para los temas de situación de discapacidad es necesario tocarlo como políticas públicas transversales e inclusivas y ya no solo abarcadas a una sola área como ha sido hasta ahora”. Estas declaraciones reflejan lo que la secretaria de estado había declarado hace una semana en una actividad deportiva con discapacitados, donde indicó que sería necesario crear una subsecretaría de discapacidad “para dar cumplimiento a la convención que firmó Chile, ratificando los derechos de las personas en situación de discapacidad, por tanto el primer semestre de 2015 ingresará un proyecto de ley que creará esta instancia”. Esta mañana, agregó que “nuestras normas digan relación con el no discriminar en el colegio, trabajo en todas las áreas de la vida social y tener programas concretos que tengan un enfoque de derecho y que ayuden a las personas a mejorar su calidad de vida”. Sin embargo, más tarde a través de BíoBío  descartó que se reemplazaría la teletón y expuso que «no se trata de reemplazar» y que «vamos a tener que seguir conviviendo (con) iniciativas públicas e iniciativas privadas. El punto es que la política de inclusión tiene que ponerse al día”.

 

Por otra parte, Carolina Pérez quien desde una columna titulada “Yo digo no a la Teletón” -publicada en la página de radio Universidad de Chile a principios de noviembre- declaró su postura desde su experiencia como tetrapléjica respecto de las 27 horas de amor. Allí Carolina, expuso su parecer sobre el show televisivo, que ella separa tajantemente del Instituto de rehabilitación que funciona el resto del año. Además, en esa columna de opinión destacó que la declaración de la ONU, semanas antes, era esperada por muchos discapacitados. La organización internacional indicó que este evento “Promueve estereotipos de las personas con discapacidad como objetos de caridad y no como sujetos de derecho”. Además Pérez se refirió estas 27 horas de caridad como una “visualización asistencialista, dramática, compasiva e irrespetuosa”. Con plena facultad de hacer un juicio tan categórico, Carolina, expuso en su columna, todas sus críticas contra el show televisivo que apela a manipular a través del morbo y no aborda temáticas tan importantes como la vida sexual de los discapacitados, inserción laboral que se disfraza con la moda de la responsabilidad social y tampoco aporta en términos de enseñar la labor delos profesionales en términos de educar y/o explicar. Subraya, con conocimiento de causa que es deber del Estado hacerse cargo ya que así lo decreta la ley 20.422 ratificada en 2008. Todo esto aparte de la tribuna que se le da a las grandes empresas de lavar su imagen y recortar su rendición de impuestos.

Relacionado:  Los Ríos inicia mes con 7 nuevos infectados de COVID-19

Hoy, a horas de que empiece la versión 2014 de la Teletón, Carolina, en entrevista con adn radio, señaló: «Antiguamente éramos enfermos, después fuimos lisiados, después fuimos minusválidos, personas con discapacidad, o sea, la terminología ha ido cambiando, pero la situación real no ha ido cambiando», agregó Carolina, quien lamenta que el programa liderado por Mario Kreutzberger «Don Francisco» no aproveche las «27 horas de amor» en educar sobre los estereotipos que existen respecto a las personas con discapacidades.

Sobre el tema de la sexualidad, Carolina repuso: «Incluso es más, en el tema de la sexualidad, que es súper grave y que nadie toca, porque la sexualidad ya en sí es un tabú. Pero en personas con discapacidad es peor aún. (Preguntan) ‘¿tenís pareja, en serio?’ y prácticamente felicitan a tu pareja. Perdón, si yo también soy pareja. Las personas en situación de discapacidad tenemos vida sexual. Casi se sienten horrorizados. La pregunta es ‘¿cómo lo hacen?’, bueno, como cualquier otra persona. Todas esas cosas son en las que el programa no educa».

Respecto de su crítica hacia el espectáculo televisivo, señaló que «cuando uno se hace cargo de comunicar se tiene que hacer cargo también de qué es lo que va a comunicar. Y ése es el tema que tiene el espectáculo televisivo, que siempre he criticado» y remató con el doble estándar y la falta de una consciencia real y profunda sobre la solidaridad y el respeto: «No hay educación respecto a los perros de asistencia, no hay educación de que la persona que hoy va a donar, después no respeta los estacionamientos (reservados). Después, la persona va a donar y es la misma que usa el ascensor preferencial. A eso me refiero».