miércoles, octubre 16, 2019

Cientista político destroza al voto electrónico: “oscurece el proceso de votación”

Captura de pantalla 2016-12-08 10.28.58

“El problema más grande ni siquiera es todo esto. El problema grande es que dejamos de construir o de reproducir la sociedad política. Reemplazándola por la ficción del voto electrónico”. Así comienza la entrevista con Fernando García, cientista político y director del magíster Política y Gobierno de la Universidad Diego Portales.

Hace bastante tiempo que varios parlamentarios y personas del mundo político plantean cambios en la modalidad de votación, proyectando futuras elecciones basadas en el voto electrónico. Lo que se dice es que tiene montones de ventajas comparativas respecto a la forma actual: rapidez y aumento de participación. Sin embargo, ejemplos como el ocurrido esta semana con la elección en la Agrupación Nacional de Empleados Fiscales (ANEF), llevan a plantearse serias dudas respecto de este sistema.

Uno que ha puesto los puntos sobre la mesa es el cientista político de la UDP. En entrevista con El Ciudadano explica sus argumentos.

Fernando: ¿Qué modalidades de voto electrónico existen?

El Evoting –que es el caso de la votación de la ANEF: nada presencial–, el voto scanner y el voto de pantalla. Son los tres sistemas que están más o menos instalados. Los tres oscurecen el proceso de votación. ¿Por qué? Porque solamente ves el resultado. El proceso desaparece; no hay nadie que esté fiscalizando. Acá en Chile no solo se pone el voto en la urna, también se fiscaliza el proceso de apertura de la urna, el conteo, el registro de votos, las actas; todo eso se oscurece en el proceso de votación electrónica.

¿En cuántos casos ha fallado este modo de sufragio?

Es largo el prontuario del voto electrónico en varias partes del mundo, lo que ha llevado a que algunos países desistan de esta modalidad. Los casos más emblemáticos son Inglaterra, Alemania, Holanda e incluso Finlandia. Veamos Holanda. Tenían desde el año 75 el voto electrónico pero el año 2006 se encontraron que habían muchos problemas y el 2008 tuvieron que sacarlo. En Alemania el voto electrónico está simplemente prohibido por ley, y en Inglaterra lo dejaron de usar al igual que en Finlandia.

Fernando García, director del magíster Política y Gobierno UDP.
Fernando García, director del magíster Política y Gobierno UDP.

¿Cuáles son los errores que puede tener?

Se pueden equivocar el programador que hace el sistema. Pueden haber problemas eléctricos, problemas de códigos de contabilización. Hay un largo prontuario: lo que ocurrió en Chile con el tema del Servicio Electoral de Chile (Servel) fue un problema informático. Pero el tema mayor ni siquiera es todo esto. El problema grande es que dejamos de construir o de reproducir la sociedad política. Reemplazándola por la ficción del voto electrónico.

¿Cómo es eso?

Si hay algo que sabemos con los avances tecnológicos es que muchas veces empeoran los procesos. Lo que hace la tecnología es que te fragmenta las sociedades, eso se sabe desde el año 40. Con el Evoting la gente va a empezar a votar desde sus casas, y ni siquiera eso, va a dejar de ir a un lugar de votación, dejar de hacer ese acto cívico de ir, de hacer la cola, de participar, de ser vocal, de discutir en la fila, de llevar a sus hijos.

Pero hay sistemas de voto electrónico al que tienes que ir al lugar a votar, de todas formas…

Sí. ¿Quiénes son los vocales de mesa? ¿Quién te cuenta los votos? ¿Quién te abre la urna? ¿Son seres humanos o es una máquina? Las pocas cosas que tenemos buenas como sistema democrático es nuestra votación. Por un tema comercial y por la ficción de la técnica se instala un discurso que supuestamente es modernizador, pero no es modernizador, sino que tiene una lógica capitalista, de compra y venta. Estamos comprando el argumento de empresas que quieren que instalemos acá un sistema que viene a resolver un problema que no es problema.

¿Cuáles son los problemas que vamos a tener si lo aplicamos?

Vamos a tener problemas. Primero: ya tenemos el caso de la ANEF y del Servel. Ambos son problemas informáticos. Segundo: va a bajar nuestro nivel de educación cívica, te lo aseguro, porque mucha gente que hoy es vocal, que es apoderada, van a dejar de existir o se van a limitar. Es igual al like o no like que al final tú crees que estás haciendo política con eso, pero te estás restando de la movilización. Tercero: fragmenta la sociedad. Eso es despolitizar.

Por último, Fernando. ¿No es más rápido?

No. Hoy día es muy poco probable que un sistema de voto electrónico sea más rápido que el que tenemos ahora. Hay países en lo que esto se puede demorar, con voto electrónico, o semi, se puede demorar más de un día. Estados Unidos sigue contando votos. Te das cuenta.

Comentarios

Ayúdanos a mantener nuestro equipo

4,253,587FansMe gusta
183,888SeguidoresSeguir
294,288SeguidoresSeguir
16,600SuscriptoresSuscribirte

Edición Impresa El Ciudadano

Los Más Leídos