No se reparte en consultorios, a pesar de su comprobada efectividad

Condón femenino: La deuda del Estado con las mujeres en la prevención del VIH

La campaña iniciada por el Minsal el jueves de la semana pasada no considera la entrega gratuita de este tipo de preservativo, fundamental, además, a la hora de brindarle autonomía a las mujeres sobre su propio cuerpo.
Publicado en

Chile / Política / Portada / Salud

0 0


Foto: Cmujer.com.mx

El jueves de la semana pasada la ministra de Salud (Minsal), Carmen Castillo, dio el inicio a la nueva campaña propuesta por el gobierno para prevenir enfermedades de transmisión sexual. Particularmente el VIH, que ha tenido un aumento de contagios de un 66% en seis años, pasando de 2.900 casos confirmados en 2010 a 4.900 en 2016.

La campaña, según el sitio web de la cartera, promociona “el uso del condón, la realización del examen de VIH, el acceso a la atención, a los tratamientos antirretrovirales, adherencia y a la prevención de Infecciones de transmisión sexual (ITS)”.

El Minsal nuevamente usó en una descripción la palabra «condón» sin hacer distinción entre los distintos tipos que existen. Sin embargo, como se ha dado a lo largo del historial de campañas de prevención, se incentiva únicamente la entrega del preservativo masculino, ignorando la alternativa que existe para las mujeres con respecto a este tema.

Condón femenino

El condón femenino, desconocido en Chile pero de comprobada efectividad a nivel internacional, resulta otra alternativa importante cuando se habla de prevención.

Marcela Silva es parte de la Comunidad de Mujeres Viviendo con VIH (IWC Latina). En su opinión, las mujeres no cuentan con alternativas aseguradas por el Estado, que se homologuen, por cierto, a la facilidad con la que cuentan los hombres. “Las mujeres no tienen muchas herramientas de prevención en cuanto a barreras protectivas como el condón. Eso las inhabilita en la toma de decisiones a la hora de hacer prevención en sus propios cuerpos”, dice.

Silva ha estudiado el uso del preservativo femenino en otros países. En ese sentido, cuenta que “es promovido en Estados Unidos, las Naciones Unidas, y está dentro de las políticas incluso de gobierno”.

Foto: The Clinic

“Cuando nosotras empezamos nuevamente a trabajar el tema de la campaña de acceso gratuito al condón femenino, en 2014, lo que nos pidió el Minsal era el tipo de evidencia que tenía el condón FC2, con el que tenemos trabajo realizado. Entregamos todas las evidencias. Ellos mismos levantaron un documento que demuestra y dice que el condón femenino es más eficaz que el mismo condón masculino”, apunta Silva.

Pese a comprobar que su uso sería eficiente en materia de prevención, en el Minsal aún no se incluye como política de reparto gratuito. “Yo he visto la mala voluntad política del Gobierno. Una de las excusas que ocuparon por mucho tiempo era que el condón femenino era muy caro. Yo hablo con los fabricantes del condón femenino y cuesta 50 centavos de dólares por unidad. 50 centavos de dólar versus $500 mil o hasta $1.300.000 la triterapia, o sea, uno no tiene dónde perderse”, sostiene Marcela. Junto a ello, concluye: “El Gobierno invierte muy poco en prevención”.

Pero también existe el otro tema pendiente, que va más allá del debate del preservativo femenino y eleva la discusión a lo que ya se ha planteado: la autonomía de la mujer. “El derecho a decidir siempre está enfocado en la parte del hombre, no de la mujer. La mujer simplemente es vista por un tema de reproducción”, finaliza Silva.

Compártelo

Comentarios